Da tu apoyo a Chisland! Desactiva tu bloqueador de publicidad o haz una donación para el mantenimiento del foro! Cualquier cifra vale, puedes leer más información aquí


CATALONIA'S OFFICIAL THREAD.

12357463

Comentarios

  • "Tarrou&quot escribió :
    ¿Qué es el racó?

    Racocatala.cat

    Un saludo
  • Precisamente: yo lo que digo que es que ambos extremos se comportan del mismo modo. Que son iguales, vaya. A Roser Tarragó quien la insultan no son los españoles: son el elemento más extremista del nacionalismo español.

    (*) Sí, Briz, Cata: ya sé que miento y lo digo porque los no-nacionalistas somos (soy) nacionalistas españoles ocultos.


    No hace falta que nos expliques por 18287449201 vez que eres el azote de los nacionalistas y el faro que ilumina la libertad (seguramente sera una casualidad que solo se te lea
    azotar a unos)
  • Será que no zumbo a piquete y demás. Creía que ciertas cosas se daban por supuesto, como decir que se está contra la pedofilia y eso...

    Pero lo suyo sería comparar a los que amenazan por Twitter con otros que amenacen por Twitter si alguien muestra sus preferencias políticas. Pero tú vas a buscar a un foro endogámico de quinceañeros independentistas... entonces yo te podría linkar a uno de los muchos foros de nacionalistas españoles, fachas y demás... y no acabaríamos nunca. Y no lleva a nada.
  • Y mientras que están que si presupuestos o no presupuestos, mientras aparece en escena un extesorero de CDC a quien apuntar, mientras unos se "desnudan por la independencia" ( :ilu:)...

    El Síndic alerta que 50.000 niños sufren privaciones alimentarias en Cataluña

    El ICS diagnosticó 750 casos de menores con síntomas de desnutrición. Ribó insta a revisar la renta mínima de inserción

    La Sindicatura de Greuges se sumó ayer a los recientes avisos sobre los problemas de malnutrición entre la infancia en Cataluña en casos relacionados con la probreza. El titular de la institución, Rafael Ribó, alertó de que 50.000 menores catalanes sufren privaciones alimentarias y señaló, además, que los servicios médicos detectaron más de 750 niños con síntomas de desnutrición. “No se puede decir que los niños en Cataluña pasen hambre, pero sí hemos constatado decenas de miles de casos de malnutrición infantil”, apostilló el Síndic.

    A la luz de una investigación de oficio impulsada para analizar el problema de la malnutrición infantil en Cataluña, Ribó destacó que “no existe un problema estructural de desnutrición infantil” derivado de la situación económica, pero alertó que, según la Encuesta de condiciones de vida y hábitos de la población 2011 del Idescat, el 4% de los 345.600 niños en riesgo de pobreza en Cataluña sufre carencias alimentarias como la ausencia de carne o pescado de forma regular en su dieta.

    Asimismo, el Síndic reveló que, a junio de 2013, los servicios de atención primaria del Instituto Catalán de la Salud (ICS) había atendido a 751 niños con problemas nutricionales relacionados con la pobreza extrema y los bajos ingresos.

    El Síndic de Greuges califica como “puntuales” los 751 casos de desnutrición vinculados a la pobreza diagnosticados, hasta junio de 2013, por los centros de atención primaria (CAP) del ICS e insiste en que no se trata de un problema estructural: “Los casos detectados por el ICS no deben hacernos pensar que hay hambre en Cataluña”.

    Aun así, Ribó recordó que la tasa de riesgo de pobreza infantil en Cataluña se sitúa alrededor del 28% y que “no se puede pasar por alto las situaciones de malnutrición existentes” entre los menores de 16 años. La ausencia de escolarización de los menores de tres años los convierten, según el Síndic, en uno de los colectivos más vulnerables, ya que no se les puede asegurar ni siquiera una comida diaria.

    El informe, que el defensor del pueblo catalán ya ha hecho llegar al Parlament, destaca también la prevalencia de situaciones de “subnutrición” infantil por la ingesta insuficiente de alimentos en determinados momentos del día o según la época del año.

    El verano y los períodos vacacionales dificultan, según la investigación, la posibilidad de garantizar una alimentación adecuada de los niños en situación de malnutrición. El Síndic denunció las desigualdades territoriales y los problemas económicos y de calendario para acceder a los centros de ocio y campamentos de verano. “Agosto y septiembre son meses donde algunos de los mecanismos que se prevén como medidas para abordar la malnutrición infantil dejan de funcionar y además, hay zonas de Cataluña donde ni existen estos servicios”. Ribó exigió que las instituciones públicas garanticen la apertura de centros durante todo el año, incluidas las épocas de vacaciones, para asegurar al menos una comida diaria a los niños en riesgo de malnutrición.

    El informe también reveló déficits en la cobertura de las ayudas al comedor escolar y retrasos en la concesión y el pago de las becas. De los más de 250.000 alumnos de las escuelas catalanas en riesgo de pobreza, solo 63.659 recibieron ayudas para el comedor este año.



    El Síndic tachó de “ineficaz y pobre de recursos” al actual sistema de becas comedor e instó a la Generalitat a agilizar las prestaciones para dar cobertura a este servicio. Calificó, además, como “un absurdo” que las becas se hagan efectivas cuando el curso ya está avanzado porque, aseguró, muchas familias se tienen que dar de baja ante la imposibilidad de afrontar los primeros pagos. “Las becas comedor no pueden ir solo a merced de las posibilidades presupuestarias”, apuntó.

    Entre la treintena de recomendaciones que dirige el informe a la Generalitat, los ayuntamientos y los consejos comarcales, Ribó destacó también la revisión de la renta mínima de inserción (RMI), que sufrieron numerosos recortes y restricciones desde 2011 y han dejado al margen a miles de familias sin recursos.

    El Síndic exigió a las administraciones públicas que condicionen las partidas presupuestarias a las necesidades sociales y económicas existentes. “Fuera las manos de cualquier recorte que afecte a los derechos universales básicos de la infancia, en este caso la igualdad de oportunidades en la nutrición infantil. No hay ningún argumento presupuestario para recortar esas partidas”, sentenció.
  • P.D.: Se está cumpliendo estos días el 99 aniversario del inicio de la I Guerra Mundial. Fue el nacionalismo y el imperialismo lo que dio origen a esa guerra. Y a casi todas a lo largo de esa historia...

    Buen momento pues para impulsar una España libre de nacionalismo español en que cada identidad nacional se organice como prefiera y juntas y desde el respeto mútuo, puedan formar una República Federal y plurinacional como es debido... :chis:
  • editado agosto 2013
    El Estado del Bienestar está pasando a la historia en Europa y sobretodo y lamentablemente en España, los ricos serán más ricos, la clase media desaparece a marchas forzadas, y los pobres serán más y más pobres. Hay que dar con un Estado del Bienestar v2.0, sino vamos hacia una sociedad donde los que no tienen trabajo o no llegan a lo que antes llegaban con sus ingresos de clase media (que era la hipoteca o alquiler, el coche, los coles y guardería, seguros médicos, universidades, pequeñas vacaciones, etc...) pasarán, o están pasando actualmente, a ser considerados pobres porque simplemente han perdido la capacidad de vivir tranquilos mes a mes y no pueden sostener las deudas y su antigua "normalidad", ahora vista como un "privilegio".

    Y con ello, el porcentaje de población que vive a costa del (o subsidiado por el) porcentaje activo y productivo, que en la v1.0 del Estado del Bienestar eran mayoritariamente ancianos, niños, y gente muy necesitada y desvalida, siempre menor al 20-30% de la población total, ahora está yéndose vertiginosamente hacia el 50%, y nos plantea un escenario en los próximos años en España, con la mitad de la población viviendo de lo que le "sobra" (según el modelo) al otro 50%, esto es, a quien tiene una renta suficientemente superior a sus deudas y puede ser bombardeado a todo tipo de impuestos e inclemencias que difícilmente le serán retornados en la forma de "bienestar social" que hemos conocido en los 90s y hasta 2007.

    El informe del Síndic de Greuges es interesante, muy importante y lamentable, no sólo las empresas cierran, el paro aumenta, la morosidad sube, los servicios suben mientras los salarios bajan, etc... sino que esta bola empieza a afectar a la pura y dura alimentación diaria de la gente, de los niños. En los supermercados hace 6 años sólo iban a buscar la comida desechada los vagabundos, ahora hay mujeres mayores, madres de familia, jóvenes, buscando comida cada día y en todos los barrios de Barcelona a la hora del cierre.

    Hace falta destinar urgentemente partidas presupuestarias hacia fines sociales, los fines sociales de las Cajas de Ahorro ya no están porque las Cajas quebraron por mala praxis y abuso del sistema de choriceo y corrupción que tramaron con políticos y empresas, y la excusa que pone la Generalitat de que destina la misma cantidad de dinero a ayudas que el anterior gobierno es verdad pero es a su vez mentira, ya que el mismo dinero repartido entre más gente necesitada y con menos ayudas paralelas disponibles de origen privado (obra social), evidentemente da como resultado un colapso del sistema, y no se llega a ningún sitio.

    ¿De dónde sacar ese dinero? Pues eso es lo complicado y de ahí mi pensamiento inicial, no tengo claro cómo seguir sustentando un modelo que debe tener una revisión urgente, transversal y muy profunda, que va cambiando a velocidad preocupante su composición a peor (% población activa, % de pensionistas, % de pobres, ...), y desde Gobiernos que cuentan cada año con menos ingresos y menos capacidad de endeudarse o financiarse?

    Evidentemente con la mierda de Reforma Laboral del imbécil de Rajoy, se benefició a la empresa y a mi, como idea, me parecía absolutamente algo necesario, pero no así. Es decir, se debía aligerar a la empresa de costes fijos (salarios) pero sin bonificar tanto el despido barato y sin motivos, como está pasando. El paro, tras este verano con empleos esporádicos, volverá a subir, y si bien parece que la actividad industrial a tocado fondo y empieza a subir, que el paro baje notablemente no pasará en los próximos 3 o 4 años porque la actividad sube con la forma actual que han cogido las empresas (despidiendo gente gracias al PP) pero eso no significa que ahora, de golpe, puedan volver a contratar a gente porque eso ya se acabó... las empresas que no han cerrado se han dimensionado en su justa medida, echando lo innecesario y bajando salarios al resto, y así parece que hay un punto de inflexión, pero lo que fue no volverá, y los mayores de 50 años que han sido despedidos no volverán, etc...

    En fin, que yo no tengo ni idea de cómo montar la v2.0 del Estado del Bienestar, sinceramente... En Cataluña (y lo digo claramente y sin ánimo de polemizar) tenemos la excusa-razón-lamento del déficit con el Estado, de los 20.000MM€ que se van cada año para no volver o malvolver, de los 6000-9000MM€ que el Estado debe a Cataluña de la disposición adicional tercera del Estatuto desde hace años, etc... pero eso no quita que hemos llegado todos juntos a este punto y que eso es, por lo tanto, culpa de todos, y que hay que rehacerlo casi todo profundamente, y no veo a los políticos, o a los tecnócratas o ideólogos, pensando en cómo vamos a hacerlo... perece que estén esperando que vuelva 2004, y eso YA NO VOLVERÁ nunca más. Y dicho lo de Cataluña, si aquí lo veo negro no sé cómo lo vería desde Andalucía, Extremadura, Canarias o La Mancha... porque lo que fue todavía es más imposible que vuelva...

    En fin, que estoy pesimista, pero es que no veo cómo sostener con los argumentos actuales, un modelo de estado con cada mes más pobres, parados, pensionistas, y menos gente activa y con menor salario. Los números no me acaban de salir.
  • España y la mirada ciega

    J. M. RUIZ SOROA, EL CORREO 21/07/13


    · Si la Constitución no prohíbe un referéndum consultivo como el solicitado por los nacionalistas catalanes, tal opción es constitucionalmente posible.


    La mayoría parlamentaria de Cataluña ha planteado hace ya meses un reto singular al Estado, el de exigirle la celebración de un referéndum que aclare cuál es la voluntad de los catalanes sobre una posible secesión de Cataluña y su constitución como Estado independiente. De cuyo resultado se derivarían, aunque el referéndum fuese puramente consultivo, obvias consecuencias, puesto que el principio democrático que informa el sistema político español no permitiría desconocer sin más los deseos mayoritarios de una parte singularizada de la ciudadanía.

    La respuesta a este reto desde España viene siendo, por lo general, la de quienes no quieren ver ni la realidad política catalana ni las exigencias del principio democrático, contra el cual se arguye desde el principio constitucional que una consulta referendataria como la solicitada infringiría la legalidad constitucional vigente. Esta mirada es la que exhibe el Gobierno español cuando se refugia en una interpretación estrecha y rigorista de la Constitución para negar cualquier posibilidad de consulta a la población catalana sobre un tema que considera resuelto de una vez y para siempre por la propia Constitución: el de la unidad de España en los términos históricos –por tanto contingentes– existentes cuando ella misma se formuló. Esto es lo que hay, dice el Gobierno, y de aquí sólo puede movernos la voluntad mayoritaria del soberano, es decir, de todo el pueblo español al que, por si acaso, tampoco vamos a consultar.

    Pero no es menos ciega la mirada del partido socialista, que asume sin dudar la misma interpretación rigorista de la Constitución, por mucho que a renglón seguido proponga su modificación. Porque esta modificación no supondrá, lo anticipan, un reconocimiento de la posibilidad de que la ciudadanía catalana (o vasca) sea consultada sobre una eventual secesión, sino tan solo la implantación de algo que llaman ‘federalismo’ y que en realidad será un régimen confuso destinado sólo a extender el privilegio fiscal vasconavarro a los catalanes mediante expedientes confederalistas. Se persevera en una vía que ha demostrado su fracaso a lo largo de los últimos treinta años: la de intentar resolver los problemas de integración del nacionalismo regional mediante la manipulación de las reglas de articulación intraestatal. ¿Están los nacionalistas catalanes o vascos de acuerdo con el federalismo? Pues si no –como sucede– ¿para qué sirve salvo para dividir, una vez más, a los españoles? ¿Y qué sentido tiene decir que quieren debatir el futuro con todos si una de las opciones posibles en ese debate está excluida apriorísticamente?

    Ahora bien, y dejando de lado las reacciones políticas de Gobierno y oposición, lo que desde luego llama la atención es la opinión de expertos constitucionalistas acreditados que, situados ante el panorama reivindicativo catalán, no saben sino farfullar un extraño «sí .. pero no». Es decir, sí al respeto, al principio democrático que exige conocer y respetar la voluntad de cualquier parte de la ciudadanía (incluyendo atinadas loas a los políticos de Canadá o Reino Unido que han aceptado ese desafío en Quebec o Escocia). Pero no, un no rotundo, a un tratamiento similar en España porque –se dice– ‘desgraciadamente’ nuestra Constitución prohíbe la celebración de un referéndum de independencia en una región de España, dado que la Carta magna está fundada en la soberanía de un pueblo homogéneo –el español– que no admitiría conocer (¡ni siquiera conocer!) la voluntad de unos ciudadanos concretos particularizados.

    Pero, ¿es esto cierto desde el punto de vista constitucional? La respuesta es que no, que si bien la decisión final vinculante sobre la modificación de la Constitución corresponde sólo al conjunto del pueblo español, nada impide que el Congreso autorice la consulta no vinculante de una parte de ese pueblo para saber si procede o no la puesta en marcha de un proceso de secesión pactada amistosa. Quienes se niegan a ello arguyen que el artículo 92 CE autoriza someter a consulta las decisiones políticas de especial trascendencia pero que esa consulta debe ser ‘de todos los ciudadanos’, no de una parte de ellos. El argumento olvida, sin embargo, un principio elemental del constitucionalismo democrático, que la libertad del legislador sólo está limitada por lo que la Constitución prohíbe, por lo que el legislador español puede perfectamente autorizar un referéndum consultivo de una parte territorializada de la ciudadanía, como lo hizo ya cuando autorizó los referéndums municipales. Si la Constitución no prohíbe un referéndum consultivo como el solicitado por los nacionalistas catalanes, tal opción es constitucionalmente posible, como ha expuesto con maestría el profesor Rubio Llorente. Conocer la voluntad de los catalanes no es reconocer el derecho de autodeterminación en su versión secesionista, ni admitir un evanescente ‘derecho a decidir’, sino que es sólo eso: conocer la voluntad real de los catalanes. Para luego obrar en consecuencia.

    Como dice Rubio Llorente, no parece lógico que para verificar si la sociedad catalana quiere o no la independencia haya que preguntárselo a todos los españoles. Estos deberán ser consultados para decidir sobre la independencia de Cataluña si por gracia o desgracia los catalanes la quisieran, pero sólo éstos saben si la quieren o no. Y aunque la lógica no es fuente de Derecho, el Derecho no puede actuar contra la lógica. Como escribía hace días el profesor Francesc de Carreras, la única opción inteligente que le queda a España es abrir un debate para contrarrestar lo emocional con lo racional, para procurar que las ideas ganen a las creencias y, una vez hecho ese debate público, la de consultar a los catalanes. Lo que hace David Cameron, para entendernos. No parece, al final, sino que en algunas mentes hispánicas se cumple una vez más el dictum de Marx, el de que son nuestros propios miedos y aprensiones las cadenas que limitan como fantasmas nuestro pensamiento, las que hacen de nuestra mirada una mirada ciega que nos impide afrontar los problemas por derecho, como es hoy más que nunca necesario.

    J. M. RUIZ SOROA, EL CORREO 21/07/13

    http://paralalibertad.org/espana-y-la-mirada-ciega/
  • Ojalá llegue ese debate racional y democrático. Buen artículo.
  • El referendum en toda España se haría para refrendar la reforma constitucional que permita la secesión pactada de un territorio. Si la reforma sale adelante, se volverá a convocar un referendum en Cataluña, esta vez sabiendo las reglas que van a operar para la negociación subsiguiente, no sea que ya no interese.
  • "Ajojenjo&quot escribió :
    ¡¡¡Pero si las leyes no son interpretables¡¡¡


    En esa discusión no intervine por sonrojante, pero se agradece que queden personas con presencia de ánimo suficiente como para explicar obviedades.
  • editado agosto 2013
    Sinceramente creo que el debate sobre el "derecho a decidir" esta muerto, unos piden la independencia, por cierto el nuevo estado catalan obviamente no reconocera el derecho a disolverse y volver a España, y otros se oponen a ella, ahora el debate real es otro, independencia si o no, querer maquillar esto con un hipotetico derecho a decidir, como si todas las opciones fuesen igual de factibles, como si los nacionalistas defendiesen cualquier opcion, es ya pelin tonto.
    La respuesta es que no, que si bien la decisión final vinculante sobre la modificación de la Constitución corresponde sólo al conjunto del pueblo español, nada impide que el Congreso autorice la consulta no vinculante de una parte de ese pueblo

    Pregunto, ¿tiene sentido que los ciudadanos españoles musulmanes pidan ser consultados si quieren que en sus relaciones internas se aplique la sharia y no la ley civil?, porque supongo que ellos tambien tienen derecho a decidir...
    Conocer la voluntad de los catalanes no es reconocer el derecho de autodeterminación en su versión secesionista, ni admitir un evanescente ‘derecho a decidir’, sino que es sólo eso: conocer la voluntad real de los catalanes. Para luego obrar en consecuencia.

    Pero para poder opinar deberian saber todas las consecuencias de su voto, lo que es sencillamente imposible, votarian sin saber si seguiran o no o en que condiciones en la UE, votarian sin saber que futuro economico les espera, o se creen la version rosa de "igual pero con 16.000 o 160.000 millones mas de espolio fiscal ahorrado", o se creen la version negra "ruina porque no venderan nada en el mercado español y la mayoria de las empresas se iran antes que perder el mercado español".

    Sin duda hay un problema politico, y sin duda la independencia esta sobre la mesa, yo creo que es mucho mejor aceptar una votacion mayoritaria del Parlament, digamos 2/3, que no un referendum cuyo unico efecto politico es negar que los catalanes sean españoles en terminos legales y politicos, con un referendum si al final no hay votacion mayoritaria, ¿como queda el estado?, ¿quien coño defenderia que el estado invierta en Catalunya si en unos años se puede separar?, ¿que relaciones sociales, culturales, politicas sobrevivirian?, es muy manipulador citar siempre a Quebeq y Escocia como modelos, porque ni lo son, Quebeq es una isla aislada dentro de Canada, y GB no es ni ha querido ser nunca una nacion, casi ni un estado, por contra los ejemplos negativos abundan, por supuesto que han nacido nuevas naciones/estados, pero casi siempre han nacido con una base xenofoba, y de feroz rechazo de los rasgos identitarios anteriores.

    Si los catalanes quieren mayoritariamente separarse, pues que se le va a hacer, que lo pidan formalmente y que monten su nuevo estado  :(, pero no pidamos que el estado español se suicide para que nazca el estado catalan.

    Un saludo
  • "Vlish&quot escribió :
    Sinceramente creo que el debate sobre el "derecho a decidir" esta muerto, unos piden la independencia, por cierto el nuevo estado catalan obviamente no reconocera el derecho a disolverse y volver a España, y otros se oponen a ella, ahora el debate real es otro, independencia si o no, querer maquillar esto con un hipotetico derecho a decidir, como si todas las opciones fuesen igual de factibles, como si los nacionalistas defendiesen cualquier opcion, es ya pelin tonto.

    Hay mensajes tuyos con mucho sentido común, y en cambio an otras ocasiones haces comparativas que me dejan a cuadros.

    Todas las opciones son igual de factibles, los nacionalistas españoles defienden una opción, y los catalanes otra, y cada uno debería tener argumentos razonados para defender su postura en el presente y para el futuro, sin apoyarse en el que "esto es así". Y si se quiere una tercera vía (federalismo, pacto fiscal) ahí sí que debe haber mayor diálogo entre todos, porque es absurdo decir desde Cataluña que se quiere un Estado federal, si la mayor parte del resto del Estado no quiere.

    Pero no nos liemos... lo correcto, el primer paso, es conocer la opinión de la sociedad catalana y que sea ésta la que empuje al cambio. Me parece de cajón que es el primer paso más lógico, democrático y sensato. Sin él todo lo demás es hablar por hablar.
  • "Vlish&quot escribió :
    Sinceramente creo que el debate sobre el "derecho a decidir" esta muerto, unos piden la independencia, por cierto el nuevo estado catalan obviamente no reconocera el derecho a disolverse y volver a España, y otros se oponen a ella, ahora el debate real es otro, independencia si o no, querer maquillar esto con un hipotetico derecho a decidir, como si todas las opciones fuesen igual de factibles, como si los nacionalistas defendiesen cualquier opcion, es ya pelin tonto.

    El nuevo estado no reconocerá esa posibilidad pero la lógica política le obligará a ello si la ciudadanía se inclina de forma mayoritaria por ello, y España los acepta.
    Pregunto, ¿tiene sentido que los ciudadanos españoles musulmanes pidan ser consultados si quieren que en sus relaciones internas se aplique la sharia y no la ley civil?, porque supongo que ellos tambien tienen derecho a decidir...

    Hasta tú mismo sabes que esto que dices no es comparable y, por supuesto, volvemos al inicio: no hay derecho a decidir, lo que hay, o no, es voluntad de negociación.
    Pero para poder opinar deberian saber todas las consecuencias de su voto, lo que es sencillamente imposible, votarian sin saber si seguiran o no o en que condiciones en la UE, votarian sin saber que futuro economico les espera, o se creen la version rosa de "igual pero con 16.000 o 160.000 millones mas de espolio fiscal ahorrado", o se creen la version negra "ruina porque no venderan nada en el mercado español y la mayoria de las empresas se iran antes que perder el mercado español".

    Nunca hemos sabido todas las consecuencias de nuestro voto. Ahora bien, como ya dice el articulista, lo que toca es un debate racional sobre el futuro esperable y el modelo de estado a proponer. Lo que no toca es exigir condicionantes imposibles.
    Sin duda hay un problema politico, y sin duda la independencia esta sobre la mesa, yo creo que es mucho mejor aceptar una votacion mayoritaria del Parlament, digamos 2/3, que no un referendum cuyo unico efecto politico es negar que los catalanes sean españoles en terminos legales y politicos, con un referendum si al final no hay votacion mayoritaria, ¿como queda el estado?, ¿quien coño defenderia que el estado invierta en Catalunya si en unos años se puede separar?, ¿que relaciones sociales, culturales, politicas sobrevivirian?, es muy manipulador citar siempre a Quebeq y Escocia como modelos, porque ni lo son, Quebeq es una isla aislada dentro de Canada, y GB no es ni ha querido ser nunca una nacion, casi ni un estado, por contra los ejemplos negativos abundan, por supuesto que han nacido nuevas naciones/estados, pero casi siempre han nacido con una base xenofoba, y de feroz rechazo de los rasgos identitarios anteriores.

    Si los catalanes quieren mayoritariamente separarse, pues que se le va a hacer, que lo pidan formalmente y que monten su nuevo estado  :(, pero no pidamos que el estado español se suicide para que nazca el estado catalan.

    Un saludo

    ¿Una votación por 2/3 del Parlament da menos reconocimiento según tu tesis a los ciudadanos catalanes como soberanos? No hombre, es lo mismo. No les da ninguna, porque, hoy por hoy la voluntad catalana de irse o quedarse tiene efectos políticos, no jurídicos. Lo que tiene que pedir el Parlament, por mayoría absoluta, es que el gobierno convoque el referendum. Por último, no te olvides que esto es una secesión pactada, por lo que al final seremos todos los que decidamos si queremos negociar o no. Habrá quien diga que no, que no se negocia y será igual de legítimo que el que acepte la negociación, porque, reitero, Cataluña no tiene derecho a la secesión, pero todos los españoles sí tenemos derecho a organizarnos políticamente como mejor nos convenga.
  • "Breathe&quot escribió :
    Ja tenim Grossa de Nadal catalana, bé, de Cap d'Any.

    La Generalitat, a través de l'Entitat Autònoma de Jocs i Apostes (EAJA), crea un Gordo de Navidad que se estrenará este año, a 5€ y pagando lo mismo que su homólogo estatal, Loterías y Apuestas del Estado, cuyo sorteo se celebrará el 31 de Diciembre.

    A ver si el gordo cae en Madrid!!! :risa:
  • "Zampastros&quot escribió :
    A ver si el gordo cae en Madrid!!! :risa:



    :plas: :plas:
  • "Zampastros&quot escribió :
    A ver si el gordo cae en Madrid!!! :risa:


    Yo voy a ver si puedo comprar un décimo por internet, pa joder :risa:
  • "Zampastros&quot escribió :
    A ver si el gordo cae en Madrid!!! :risa:


    En las redacciones del ABC y la Razón.
  • "Sil&quot escribió :

    :plas: :plas:

    Imposible.

    Según Artur, el premio se queda aquí.

    Dos posibilidades, se pedirá copia del padrón y tararear una sardana para comprar el boleto. O es que el sorteo ya está amañado.

    Para resaltar el rasgo identitario de la grossa, en vez de acudir a los puntos de venta habituales, se esconderán con seny i valors por los bosques de catalunya.
    Se espera de paso así aumentar el número de licencias este año para poder buscar els "bolets".

    A Breathe le han jodido porque él es más de chanquetitos y vino dulce de Málaga.
  • Es de Sostres, lo digo para que no piqueis como yo



    http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/guantanamo/2013/08/09/ninguna-inteligencia.html

    un pueblo tan cobarde como el catalán, tan pragmático y tan acomodaticio
  • Imposible.

    Según Artur, el premio se queda aquí.

    Dos posibilidades, se pedirá copia del padrón y tararear una sardana para comprar el boleto. O es que el sorteo ya está amañado.

    Para resaltar el rasgo identitario de la grossa, en vez de acudir a los puntos de venta habituales, se esconderán con seny i valors por los bosques de catalunya.
    Se espera de paso así aumentar el número de licencias este año para poder buscar els "bolets".

    A Breathe le han jodido porque él es más de chanquetitos y vino dulce de Málaga.

    :plas: :plas:

    En todo caso, a mi la idea de la Grossa me parece perfecta, y animo a gente de fuera de Cataluña a comprar y jugar, obviamente. Mas no quería decir que el premio fuera a tocar en Cat sí o sí, pero en su acto de ayer en el Ebro lo pareció, pero claro, tiene que hacer márketing, tampoco es algo malo. Es obvio que jugará gente de fuera y bien que harán de hacerlo. El asunto es que el % de los ingresos de su venta se quedarán en la Generalitat, y eso es bueno sí o sí. Simple common sense.

    Y eso tampoco impedirá jugar a Lotería Nasioná. Yo jugaré a ambas, para perder mis 40 euros de rigor como cada año.


    Y grande y desmesurado como siempre Sostres! Pero a veces la clava bastante, como ésta.
  • "why&quot escribió :
    cRWW92O.jpg

    Marca Catalunya :chis:
  • Residuos del turismo patriótico

    En el siglo XIX, los aristócratas con pretensiones cultas y cosmopolitas, sobre todo los británicos, tenían que hacer un Grand Tour del continente europeo, que en realidad se centraba en Italia, Francia, partes de Alemania y Grecia (y definitivamente excluía a la exótica y peligrosísima España, la de Carmen y otros bandoleros de la imaginación romántica). La expansión del turismo durante el siglo XX fue otra expresión de la irrupción de las masas como sujetos históricos activos y visibles. También fue resultado de la extensión de la sociedad de consumo a las capas medias y bajas de Occidente. El boomde posguerra hizo posible la motorización primero y los aviones a reacción después, lo que, combinado con las vacaciones pagadas permitió la explosión de la industria del turismo para los plebeyos como usted y yo. Esto es, antes y después de su masificación, el turismo a menudo ha cubierto una “necesidad” cultural y el resultado es que hay turismo histórico para todos los gustos y estómagos: ya sea la certificación de los elevados orígenes de nuestra civilización mediante inspección de la Acrópolis a la visión del espanto del totalitarismo contemporáneo en Auschwitz.

    El turismo histórico nunca ha dejado de ser del todo discernible del proyecto político del Estado. Los Gobiernos, y especialmente las dictaduras, cuando han podido, han buscado la “orientación” del negocio turístico para nacionalizarlo y justificar lo que les ha convenido, forzando el olvido o el desprestigio de lo que les ha molestado. Ahí esta el papel legitimador del turismo histórico, y hasta del de playa, de la dictadura franquista. En este último caso, no se trataba solo de lo que se decía, por ejemplo, del Valle de los Caídos o de Belchite, sino de lo que no se decía de otros lugares y hechos que o no existían o pertenecían al mundo de la deformación y el escarnio oficial. Como explicó la profesora Sandie Holguín, ya durante la Guerra Civil la dictadura de Franco invitaba a extranjeros a los frentes de guerra (pero no a las fosas apenas cerradas de sus víctimas). Más tarde, como también ha explicado el profesor Sasha Pack, durante la vida del régimen, el Spain is different de los años sesenta también implicaba que su democracia, Señor Turista, no es la nuestra, así que venga y disfrute y no piense demasiado. No es casualidad que el factótum del turismo español durante los primeros 15 años de la dictadura, Luis Bolín, fuese también, entre otros servicios prestados a su amo, jefe de prensa del Caudillo durante la guerra (y luego su seudobiógrafo). Tampoco es casualidad que el régimen fundiese las funciones de turismo y propaganda en un solo ministerio donde sirvieron personajes como Gabriel Arias-Salgado o el más prolífico Manuel Fraga, o que intelectual residente del ministerio durante décadas fuese el historiador Ricardo de la Cierva.

    Son cosas del pasado, de la dictadura, se dirá; y es cierto que lo peor del turismo histórico-patriótico en España, disfrazado o no, ya pasó. Pero hay actitudes en este campo que o perviven o han renacido al calor de los discursos nacionalistas, ahora vestidos de modernidad, de la España actual. Quizá en este sentido el ejemplo españolista más banal sea el de la Marca España, que sería irrisorio si no tuviésemos seis millones de parados, niños y adultos con hambre, corrupción por doquier, o miles de nuestros mejores ciudadanos desperdiciados para la ciencia “española”. Es dudoso que la Marca España nos haga vender más o atraiga más turistas, pero lo que sí parece obvio es que sirve sobre todo a este Gobierno, para el que vale más vender humo patriotero, que además no se ve más allá de donde llegan las emisiones de la televisión gubernamental, que dar trabajo a unos cuantos científicos o maestros más.

    Desgraciadamente, hay demasiada competencia en España en esta ansia de vender patria en el extranjero. La Generalitat catalana, lanzada a conmemorar y gastar lo que no tiene en los fastos de 2014, se ha metido también a la promoción turística de la historia patriótica. En este sentido, la Dirección General de Turismo ha editado una guía turística (de casi 150 páginas en la edición en inglés) promoviendo una serie de circuitos de visitas a lugares clave en los acontecimientos de 1714 (Catalonia 1714. A tour of places associated with the War of Succession and the Baroque era). Lo que en principio parece un proyecto muy loable para promover el turismo y quizá activar la economía, y el conocimiento histórico, resulta ser un documento que refleja una visión única y muy parcial, la del soberanismo catalán, de la Guerra de Sucesión y de los 300 años que siguieron. Puesto algo más crudamente: es propaganda política que se hace pasar por historia, quizá útil desde el punto de vista del negocio hostelero, pero al servicio de quien está en el poder en Barcelona, y pagada con dinero público.

    De entrada la guía promete presentar el “punto de vista catalán” de los hechos. ¿Qué punto de vista catalán? ¿Hay un único y verdadero punto de vista catalán? Con respeto para los autores y teniendo bien en cuenta las muchas diferencias de fondo y tiempo, ¿nadie se ha dado cuenta de cómo esto recuerda a las notorias “verdad de España” del régimen franquista? Cataluña es una sociedad libre y diversa y, por tanto, no tiene una voz única ni para el pasado ni para el presente. Pero es que el texto chirría incluso cuando describe hechos. Menciona esta guía la supresión de la “constitución” de Cataluña por parte de Felipe V. A falta de mayor información, la noción que se da al turista histórico es la de una Constitución (moderna, democrática y votada por los ciudadanos) suprimida, no la derogación por parte de una Monarquía centralista de la compilación de una serie de derechos y privilegios de origen medieval. Más tarde, reduce este texto a los combatientes en el conflicto a dos grupos artificialmente diferenciados, moral y geográficamente. Por un lado, estarían las tropas de Cataluña y, por otro, las francesas y españolas. La inconveniente presencia, entre otros, entre los presuntos “patriotas” catalanes de unidades castellanas, aragonesas, navarras, valencianas e incluso de la península italiana es simplemente ignorada. Por último, y pese a todas las deformaciones y omisiones, quizá lo peor de la guía va, como en las jotas, en la despedida: la afirmación de que el objetivo último de las fuerzas borbónicas era “destruir la nación catalana”; un objetivo que, nos dice por si no lo habíamos captado, 300 años después siguen (es de suponer que los españoles) sin haber conseguido.

    Evidentemente, hay quien piensa que la explicación de toda patria para el consumo de la masa turística o escolar necesita de una reducción a argumentos de buenos y malos. Es un camino tan fácil como falso que lleva primero a la caricatura y luego a la contradicción de los absurdos. Por seguir con esta guía, en ella se citan a los dos aliados de la patria derrotada en 1714, Inglaterra y los Países Bajos, como modelos de libertad y laboriosidad hacia los que los catalanes se sentían naturalmente atraídos. Dejemos aparte la laboriosidad y centrémonos brevemente en la promoción inglesa de la libertad, porque es una visión que daría que pensar al visitante que, antes o después de hacer turismo patriótico en Cataluña, hiciese lo propio y leyese lo que se escribe y se conmemora en Escocia, Irlanda, la Arcadia canadiense, Quebec o Nueva Inglaterra, por no mencionar en lo que queda de las prisiones y mercados de esclavos africanos en ambas orillas del Atlántico. Y esto sin salirnos del XVIII: un siglo que podrá ser reinventado a conveniencia, pero en el que las patrias soñadas de unos siguen siendo las pesadillas de otros.

    http://elpais.com/elpais/2013/08/01/opinion/1375364494_285350.html
  • Marca Catalunya :chis:

    Y además, marca por toda la escuadra.
  • "Sil&quot escribió :

    Qué infinita tristeza siente uno cuando ve lo que hacen los políticos con la Historia.
    Pobre del pueblo que ignora o abraza mentiras sobre su propia Historia.

    En fin.
  • Un buen artículo, Sil, gracias por traerlo.

    Los nacionalismos manipulan cutremente la Historia, y el catalán no iba a ser menos, claro. Con dinero público, por supuesto. Pero bueno, tienen un montón fervientes seguidores, así que es normal que lo hagan.

    He encontrado la guía ésa en castellano:

    http://www.gencat.cat/diue/doc/doc_50294521_1.pdf

    Aunque le he echado un vistazo en general, sólo he leído con detenimiento la introducción, hasta la página 10. Desde luego la visión que da de Cataluña enfrentándose como un solo hombre a las tropas borbónicas es bastante parcial (¿qué decir por ejemplo de la ciudad de Cervera, que permaneció fiel a Felipe V?), y esto no tiene desperdicio:
    La derrota de Cataluña en la Guerra de Sucesión supuso, por lo tanto, la supresión de las leyes e instituciones políticas del país y la imposición, manu militari, del derecho de conquista. No obstante, no alcanzó su objetivo último: el fin de la nación catalana. Trescientos años después, Cataluña sigue reivindicando sus derechos nacionales e históricos.

    Agustí Alcoberro i Pericay
    Director del Museo de Historia de Cataluña

    A los Briz les va a encantar, eso seguro  :chis:
  • Un buen artículo, Sil, gracias por traerlo.

    Los nacionalismos manipulan cutremente la Historia, y el catalán no iba a ser menos, claro. Con dinero público, por supuesto. Pero bueno, tienen un montón fervientes seguidores, así que es normal que lo hagan.

    He encontrado la guía ésa en castellano:

    http://www.gencat.cat/diue/doc/doc_50294521_1.pdf

    Aunque le he echado un vistazo en general, sólo he leído con detenimiento la introducción, hasta la página 10. Desde luego la visión que da de Cataluña enfrentándose como un solo hombre a las tropas borbónicas es bastante parcial (¿qué decir por ejemplo de la ciudad de Cervera, que permaneció fiel a Felipe V?), y esto no tiene desperdicio:

    A los Briz les va a encantar, eso seguro  :chis:

    ... Y tú la detestarás, cómo no. :)

    No era Cataluña como un sólo hombre, eran Cataluña, Valencia, Aragón y las Baleares, la Corona de Aragón.

    Y claro que había simpatizantes del Borbón. Y en la página 72 aparece la historia de la ciudad de Cervera, que es archiconocida aquí en Cataluña y que jamás se ha ocultado a nadie. Como apunte, Cervera cambió de bando durante la guerra según las concesiones de uno u otro pretendiente, no siempre fue borbónica, pero acabó borbónica con tal de que le dejaran tener Universidad.

    Leídas esas 10 páginas de la introducción, no veo nada ni malo ni raro, evidentemente veo historia en clave catalana, que a ti te removerá más o menos las tripas como buen nacionalista que eres, pero no veo nada que pueda inquietar a alguien imparcial (no hablo de ti ni de mi, por supuesto).

    Y el turismo histórico no es malo por definición. Yo cuando viajo hago tursimo histórico, y soy consciente de que los catálogos, en Japón, Francia, Chile o Egipto, me relatarán la historia en clave del que más o menos fue ganando, o lo que nos ha llegado. Mientras no se digan mentiras, eso no es malo, y no entiendo por qué no se puede hacer aquí. Sí, estará escrita en clave catalana, pero repito, mientras no diga mentiras (que no las dice) pues es turismo histórico del que siempre se ha hecho.
  • Lo sabía  :risa:

    Bueno, lo preocupante no es que tú creas que el objetivo último de la Guerra de Sucesión fuese el fin de la nación catalana, y que Cataluña lleva trescientos años resistiendo, lo preocupante es que eso lo escriba el director del Museo de Historia de Cataluña.
  • Lo sabía  :risa:

    Bueno, lo preocupante no es que tú creas que el objetivo último de la Guerra de Sucesión fuese el fin de la nación catalana, y que Cataluña lleva trescientos años resistiendo, lo preocupante es que eso lo escriba el director del Museo de Historia de Cataluña.

    El fin último de la Guerra de Sucesión no fue la destrucción de la nación catalana, o del pueblo catalán. Pero la derrota en dicha Guerra sí que dió poder, excusas y herramientas al nuevo régimen para iniciar, sin tapujos, la destrucción de los territorios catalanes de Europa y la asimilación o sustitución identitaria hacia lo castellano.

    Si alguien prohíbe la enseñanza y persigue y reprime tu idioma, quema tus universidades y libros, abole tus instituciones y leyes, reprime la cultura en tu idioma y te impone una severa y generalizada castellanización, te aplica las leyes y organización territorial de Castilla, en provincias, etc, etc... Evidentemente busca y pretende, sin esconderse, la desaparición de ese pueblo. El candidato austriacista, y los aliados holandeses e ingleses, aseguraban a los catalanes/valencianos un espacio catalán en Europa, es decir, seguir siendo una nación (nación de la época) europea como las que fueron sobreviviendo entonces. La alianza francocastellana no.

    1715 - "No se deben elegir medios flacos y menos eficaces, sino los más robustos y seguros, borrándoles de la memoria a los Cathalanes todo aquello que pueda conformarse con sus antiguas abolidas constituciones, ussáticos, fueros y costumbres." Consejo de Castilla, 1715.

    Pero está claro que tú, como buen español, negarás eso. Para mi, en cambio, negar el intento de eliminar todo rastro de catalanidad del Reino de España a partir de 1714, me parece muy muy triste.
Accede o Regístrate para comentar.