Da tu apoyo a Chisland y haz una donación para su mantenimiento! Cualquier cifra vale, puedes leer más información aquí

Los diarios de Alcalá-Zamora

Muy buenas.


Como sé que prestáis la máxima atención a cada hilo que abro, supongo que todos recordaréis uno de hace tiempo, en Debatalia, en el que hablaba de la aparición de los diarios robados del que fue presidente de la II República entre 1931 y abril de 1936 (cuando fue depuesto y sustituido por su enemigo Azaña).

A pesar de todo hago un resumen  :chis:

El 6 de julio de 1936, Alcalá-Zamora y su familia se fueron a dar un viaje por Escandinavia, escapando del estrés. Antes de irse, como no se llevaba muy bien con el Gobierno, decidió ponerse pegatinas de Snoopy en los esquís. No, en realidad decidió meter unos cuantos objetos de valor en la agencia del banco Crédit Lyonnais de Madrid. Iban incluidos ahí unos diarios que había escrito durante los años de la República, hasta abril de aquel año. El estallido de la guerra le pilló pues de viaje y decidió no regresar de momento (nunca lo haría). En febrero de 1937, sus cajas en el banco fueron saqueadas por los republicanos y todo lo que había en ellas desapareció. Una parte de los diarios se publicó censurada durante la guerra por la prensa republicana.

A finales de 2008, un tipo valenciano se puso en contacto con César Vidal y su amigo Jorge Fernández-Coppel Larrinaga, piloto e historiador, comentando que tenía en su poder los famosos diarios y que quería venderlos. Por lo visto, su padre había sido soldado republicano con el Gobierno, en Valencia. Los dos historiadores derechosos avisaron a la Guardia Civil y al nieto de Alcalá-Zamora (José Alcalá-Zamora y Queipo de Llano), que también es historiador, y se organizó un encuentro con el valenciano. Al final, los diarios quedaron en poder de la Benemérita que a su vez los entregó al Ministerio de Cultura. El Ministerio entonces se negó a devolvérselos a la familia de Alcalá-Zamora, a pesar de que éste, por lo visto, dejó escrito en su testamento que si algún día aparecían, debían pasar a manos de aquélla. Entonces los herederos decidieron contraatacar: contrataron al famoso y prestigioso abogado Javier Nart y utilizaron todos los medios a su disposición, tanto legales como mediáticos, para que se cumplieran los deseos del que fuera presidente de la República. Mientras tanto, el Ministerio de Cultura pagó 80.000 lerus al tipo valenciano, pues el delito de robo ya había prescrito y por tanto había sido el propietario de los diarios.

Ahora viene la novedad, atención.

Al cabo de dos años, la familia ganó el litigio y decidió publicar los famoso diarios. Lo acaba de hacer la editorial La Esfera de los Libros, de Pedrojota. Mejor dicho, se han publicado sólo de momento los correspondientes a 1936. Por lo visto van a sacar dos libros más, aunque según dice Fernández-Coppel en la introducción, faltan los correspondientes a 1932, 1933, 1934 y 1935  :confused:

Bien, el caso es que los historiadores derechosos ya llevan tiempo diciendo que Zapatero y su Gobierno han querido apoderarse de los diarios reaparecidos para que no salieran a la luz. La razón sería muy simple: en ellos Alcalá-Zamora habría dejado plasmadas las pruebas del supuesto pucherazo llevado a cabo en las elecciones de febrero de 1936, en las que venció el Frente Popular. Dicho de otra manera: los diarios son la prueba de que la victoria electoral de los rojos fue ilegítima, lo que unido a la violencia desatada en los meses previos a la Guerra Civil (asesinatos, quema de iglesias, expropiaciones de tierras), no hace sino justificar el glorioso levantamiento de julio de 1936. Por eso ZP los ha secuestrado, para que no quedara invalidada su política e memoria histórica y socialista en general.

Comentarios

  • Veamos algunos recortes de estos últimos tiempos:
    Cultura retiene los diarios de Alcalá-Zamora pese a admitir que son privados

       12 JUN 2010 | Juan E. Pflüger.

      El ministerio niega los papeles a sus herederos aunque son los receptores universales de sus bienes. Los funcionarios de la Memoria Histórica no aprueban su publicación.

    Rogelio Blanco Martínez, director general del Libro, Archivos y Bibiotecas, ha decidido mantener ocultos los diarios que escribió Niceto Alcalá-Zamora, presidente de la Segunda República entre 1931 y 1936, y en los que refleja la realidad del proceso político de la España del momento.

    Los herederos de Alcalá-Zamora han solicitado al organismo público dependiente del Ministerio de Cultura que les envíe los documentos. Como argumento esgrimen el testamento del político en el que les nombra receptores universales de sus bienes, haciendo mención especial a los textos de memorias que escribió.

    Según ha podido saber LA GACETA José Alcalá- Zamora y Queipo de Llano, nieto del presidente republicano, recibió como respuesta de la Dirección General del Libro que “los funcionarios de la Memoria Histórica no consideran que éste sea el momento de sacarlos a la luz porque podrían crispar”.

    Esta respuesta choca con uno de los objetivos de la Dirección General que establece que es misión de los archivos públicos permitir el acceso de los investigadores en particular, y la sociedad en general, a las fuentes históricas.

    La herencia

    Los herederos han reclamado la devolución por vía judicial. El juzgado de Instrucción número 7 de Valencia, que instruye el proceso, pidió un informe a la Subdirección General de los Archivos Estatales, dependiente del mismo organismo que mantiene retenidos los diarios, que reconoce la gran cantidad de documentos privados que contienen los escritos del presidente de la República. Pese a eso, y antes de que exista una resolución judicial, Rogelio Blanco ha manifestado a los herederos que no les va a entregar las memorias.

    Todo ello a pesar de que el informe judicial realizado por funcionarias de la Subdirección General de los Archivos Estatales reconoce que “mayoritariamente, la documentación tiene carácter privado”.

    Desde el Ministerio de Cultura han señalado a este diario que la decisión de hacer públicos los textos compete a la Dirección General del Libro. También han rechazado manifestarse sobre la denominación funcionarios de la Memoria Histórica al no ser una denominación oficial.

    La familia Alcalá- Zamora ha decidido emprender un proceso que culmine con la recuperación de los documentos que les corresponden en virtud de las últimas voluntades del estadista. Su intención, manifestada por el nieto del presidente republicano e historiador y miembro de la Real Academia de la Historia, José Alcalá-Zamora y Queipo de Llano, es la de hacer público el documento que más luz puede arrojar sobre la Historia de España de aquellos convulsos años. Del mismo modo señala que, solamente conociendo los escritos robados, “se podrá hacer justicia respecto a la significación histórica del presidente de la República”.

    Por eso no descartan llevar a juicio al Ministerio de González-Sinde para que una decisión política no impida el conocimiento de hechos históricos que pueden ser de primera magnitud. Según confirma a LA GACETA el historiador Jorge Fernández-Coppel, la única persona que ha tenido acceso a los documentos en los últimos meses, son fundamentales para entender el proceso que llevó de la proclamación de la República a la Guerra Civil.

    Entre las 1.100 páginas de los papeles que mantiene secuestrados el Ministerio de Cultura se encuentra una explicación de los sucesos de la Revolución de Octubre de 1934 y la constatación del fraude en las elecciones que dieron el triunfo al Gobierno revolucionario del Frente Popular.
    José Rodríguez Labandeira, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad Autónoma de Madrid, considera que aportará luz sobre la destitución ilegal del presidente tras las elecciones de febrero de 1936.

    De película

    La historia de los papeles de Alcalá-Zamora hasta su depósito en las dependencias de Cultura, es propia de un guión de cine.

    Al estallar la Guerra Civil el presidente de la República, que había sido depuesto por el Gobierno revolucionario del Frente Popular, depositó las carpetas en unas cajas fuertes del banco francés Credit Lyonnais.

    En 1937, agentes del Gobierno incautaron los contenidos de las cajas del banco francés. Los escritos fueron trasladados a Valencia y, allí, fueron robados al final de la guerra.
    Hace un año y medio, un particular se puso en contacto con la familia para venderles los documentos. Los herederos de Alcalá-Zamora decidieron denunciar el hecho a la Unidad de Patrimonio de la Guardia Civil.Se montó un operativo con el que los papeles fueron recuperados.

    El historiador Fernández-Coppel, que participó en la recuperación de los documentos, tuvo tiempo para inventariar los contenidos de las carpetas y se percató de la importancia de los documentos. Éstos fueron enviados al Ministerio del Interior, donde Pérez Rubalcaba, según fuentes de la Guardia Civil, tomó la decisión de trasladarlos al Ministerio de Cultura, que los depositó en su caja acorazada. Desde entonces, la Dirección General del Libro es la responsable de que no se publiquen.

    LA GACETA
    Los diarios de Alcalá-Zamora, más cerca de Salamanca


    El Ministerio de Cultura ultima la compra de los más de mil documentos personales del presidente de la Segunda República. La familia, que los ha custodiado durante más de 70 años, defiende sus derechos frente a los herederos

    PEIO H. RIAÑO MADRID 17/06/2010 08:00 Actualizado: 17/06/2010 14:54


    Nadie sabe qué escribió el primer presidente de la Segunda República en sus diarios, pero la imaginación se disparó hace año y medio, cuando la Guardia Civil incautó la preciada documentación en el restaurante de un céntrico hotel valenciano, mientras la familia que la tenía en su poder preguntaba por el valor de aquellos papeles al periodista César Vidal. Hasta entonces nadie se había interesado por ellos y llevaban desaparecidos más de 70 años, tras haber sido sustraídos de las seis cajas de seguridad de la oficina del banco Crédit Lyonnais de Madrid, en 1936. El robo fue denunciado por el propio político en el exilio, que ya redactaba sus memorias ante la desaparición de los apuntes.

    La Guardia Civil entregó el material retenido al Ministerio de Cultura y desde entonces permanecen en custodia, a la espera del inminente cierre de la negociación por la que los más de 1.100 documentos pasarían a formar parte del patrimonio del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca. Después de que el juzgado número 7 de Valencia emitiese una sentencia que sobreseía las acusaciones de robo de los herederos contra los tenedores actuales de los archivos que han vigilado esa documentación a lo largo de todos estos años y han conquistado su propiedad por usucapión han manifestado su intención de "ponerlos a disposición pública para quien quiera consultarlos". Muchos ya los han calificado como el tesoro del siglo XX español.

    Unos secretos públicos

    Junto con los diarios personales, se supone que hay discursos, conferencias, correspondencia entre el presidente y altos cargos de la República, además de borradores de su testamento modificado o informes sobre el movimiento de tropas a la revolución de Asturias, en 1934. En el capítulo de las elucubraciones, algunos creen que estarían también las actas de las elecciones de 1936, que ganó el Frente Popular. Pero ningún historiador ajeno al informe técnido de Cultura ha podido investigarlos, clasificarlos y catalogarlos, ni leerlos todavía.

    Sólo la familia Soria Giner ha tenido un trato diario con los papeles. "Nunca los hemos ocultado, es más, los hemos leído con los amigos. Eran parte de nuestra cotidianidad. Son una lección de historia magistral", reconoce Aurora Lara, mujer de Mariano Soria Giner, hijo de quien tuvo desde 1941 los archivos. "No sabemos cómo llegaron a sus manos. El padre de mi marido fue arquitecto y se ganó la vida con su trabajo. En 1936 estaba en la cárcel y luego tuvo que exiliarse. Mi suegro falleció en 1978 y nunca hablamos de la procedencia de aquellos papeles a los que por entonces no se les dio la importancia que tenían. La documentación está en poder de esta familia desde entonces y nosotros la hemos cuidado. Nos hemos cambiado hasta 12 veces de casa en los últimos años y siempre los hemos conservado en unas condiciones de temperatura constante", cuenta a Público.

    Un juzgado de Valencia confirmó la pertenencia a los tenedores

    Aurora Lara se queja del trato que ha recibido en este año y medio con insultos y descalificaciones. "Lo que no sabe nadie es que en el año 2000 nos pusimos en contacto con Pilar Zamora, la nieta, y estuvo en nuestra casa. Ellos querían que hiciéramos una donación de toda la documentación a la Fundación Niceto Alcalá-Zamora. Pero no volvieron a preocuparse por el asunto, ni llamaron. Nadie prestaba atención a los documentos, ni siquiera la entonces ministra de Cultura Carmen Calvo. Ingenuamente nos pusimos en contacto con César Vidal, que habló con la familia para tender la trampa".

    Desde el Ministerio de Cultura reconocen que entre todo el material hay una pequeña parte pública y que el resto de documentos son privados, pero aseguran que todos los papeles son de suma importancia. De hecho, historiadores como Julián Casanova explican que "los papeles de un jefe de Estado, sean los que sean, no tienen carácter privado". "Todo es público. Eso es lo que debe ocurrir con Franco, Azaña, Alcalá-Zamora y lo que debería pasar con el rey", apunta. Sin embargo, Casanova resta importancia a los diarios, porque "a fin de cuentas son opiniones, no datos fidedignos que puedan cambiar el curso de la Historia".

    En estos momentos el Ministerio de Cultura ya tiene en su poder el informe técnico que valora el archivo. Aunque desde la institución no han podido concretar la cifra económia en la que se estima la documentación, están a la espera de la supervisión de Hacienda para resolver la compra del material por dación en pago. La familia quiere una restitución por todos estos años de custodia.

    Acuerdo inminente

    "En breve tendremos ese informe y lo primero que haremos será abrirlos al público, para que todo el que quiera pueda consultarlos. Estamos obligados por ley a la recuperación de toda la memoria histórica que esté en manos privadas. El Estado debe captarla para hacerla pública", aclara Rogelio Blanco, director general del Libro.

    Muchos han calificado el archivo como el tesoro del siglo XX español  

    Una vez superados los 50 años de la muerte de Niceto Alcalá-Zamora, la documentación ha quedado liberada de la protección de datos y no está sujeta a los permisos de los herederos para su utilización. Sí están vigentes los derechos de propiedad intelectual por ocho años más, y no es de extrañar que cualquier editorial pagaría una importante suma por la memoria de la Segunda República.

    Los herederos de Niceto Alcalá-Zamora no aceptan la situación, la consideran "un atraco a mano armada". Uno de los seis nietos del presidente, el historiador José Alcalá-Zamora y Queipo de Llano quiere entregarlos a otra institución, si fueran de su propiedad: "Son documentos que robaron a mi abuelo. Hay documentación sensible que no se quiere enseñar y conviene hacerla pública. Me gustaría depositarla en la Real Academia de la Historia porque es una institución neutral". ¿El Ministerio de Cultura no es una institución neutral? "No. No lo es. No soy una persona que confíe en el Estado. Desconfío del Estado español desde el siglo XVI. Soy historiador y veo que se repiten los mismos errores desde entonces", aseguró ayer a este periódico.

    Los herederos del presidente: "Es un atraco a mano armada"

    Sólo le queda confiar en la judicatura, pero "Tampoco creo en la judicatura, porque con esta sentencia pasará a segunda estancia y eso significa un coste que no podemos asumir", dice. Furioso, ni siquiera ve los papeles en Salamanca: "Mi abuelo no estaría de acuerdo con esa institución. La memoria histórica es un invento para sesgar la memoria. No quiero saber nada de Salamanca, no conozco los estatutos del archivo, pero sé que la memoria histórica es un sesgo ideológico impuesto por el Gobierno".

    PÚBLICO
    Los papeles de Alcalá-Zamora valen 80.000 euros

    El Gobierno recibe hoy en dación los diarios y escritos robados al presidente

    TEREIXA CONSTENLA - Madrid - 14/07/2010


    Los secretos de Niceto Alcalá-Zamora, presidente de la Segunda República entre 1931 y 1936, están a punto de dejar de serlo. Cartas, dietarios, manuscritos y diarios escritos por el político hasta 1936, sobre cuyo contenido se ha fantaseado alegremente -a pesar de que casi nadie ha accedido a ellos a excepción de la familia Soria, que los ha guardado unos 70 años aunque se ignoran las circunstancias en las que llegaron a sus manos-, saldrán por fin a la luz tras la entrega de todo el material al Ministerio de Cultura.

    Esta familia ofreció al Gobierno el legado de Alcalá-Zamora en dación, una figura que permite pagar impuestos en especie con obras de arte o de valor histórico como ocurre en este caso. El fondo documental ha sido evaluado en 80.000 euros por los técnicos, aunque precisan que la cifra se podría elevar hasta los 100.000 en el caso de que se aportasen algunos originales manuscritos. El Ministerio de Economía y Hacienda, que debe dar el visto bueno a estas operaciones, ha autorizado la dación, que se hará oficial hoy.

    El origen de la cesión es turbio como todo lo novelesco. Alcalá-Zamora había depositado documentación -oficial y privada- en la caja fuerte del banco Crédit Lyonnais de Madrid, de donde fue robada al comienzo de la Guerra Civil. El ex presidente de la Segunda República, sorprendido por el golpe de Estado fuera de España, se exilió en Buenos Aires y, desde allí, redactó unas memorias tirando del recuerdo y sin la ayuda del material depositado en Madrid. No se sabe cómo estos documentos llegan a manos de la familia Soria en 1941, cuando se pierde su rastro.

    La reaparición es aún más novelesca que la desaparición. En diciembre de 2008, la Guardia Civil decomisa los documentos en un bar valenciano, donde un miembro de la familia Soria negocia la venta de los papeles con un historiador. Los agentes, avisados por descendientes de Niceto Alcalá-Zamora, frustraron entonces la operación de venta y confiscaron unos 1.200 documentos, que incluyen las memorias originales, diarios, discursos, conferencias, correspondencia con altos cargos de la República, así como responsables políticos de Portugal y miembros de la realeza. Hay también un informe sobre la revolución de Asturias.

    Toda la documentación fue depositada por orden judicial en una caja fuerte del Ministerio de Cultura mientras se tramitaba la denuncia. Finalmente, el juzgado sobreseyó el caso al considerar que no había delito en el intento de venta de los papeles por la familia Soria, a la que se considera propietaria por usucapión (adquisición por uso). Será hoy, tras la firma de la dación, cuando los papeles pasen a depender de la Dirección General de Archivos, Libros y Bibliotecas, que inicialmente ha descartado remitirla al Centro Documental de la Memoria Histórica. En su lugar se depositará en el Archivo Histórico Nacional. "El tiempo de la transparencia empieza a contar hoy", afirmó el director general de Archivos, Rogelio Blanco.

    El rastro cronológico

    - Niceto Alcalá-Zamora deposita unos 1.200 documentos en una caja fuerte del banco Crédit Lyonnais de Madrid. En

    1936, al comenzar la Guerra Civil, el legado desaparece.

    - El historiador Julio Gil Pecharromán, autor de la obra Niceto Alcalá-Zamora. Un liberal en la encrucijada (Síntesis), presume que el material viaja en 1937 a Valencia, adonde se traslada el Gobierno republicano.

    - La familia Soria ha explicado que los documentos llegan a sus manos en 1941 y que los han conservado desde entonces. Pero no aclaran el origen. Aurora Lara, nuera del hombre que recibe los fondos Alcalá-Zamora, sostiene que él siempre se mostró reservado a la hora de hablar de asuntos relacionados con la Guerra Civil.

    - En diciembre de 2008 sorprende la operación de la Guardia Civil, que interrumpe el intento de venta de los documentos a un enviado de César Vidal. Los herederos de Alcalá-Zamora, que desean recuperar el legado, habían denunciado el hecho.

    EL PAÍS
  • El Frente Popular dio un ‘pucherazo’ para ganar las elecciones de febrero de 1936

        12 NOV 2011 | Santiago Mata. Madrid

    Se publica el original de las Memorias de Alcalá-Zamora. Para el editor, lo sucedido fue un “golpe de Estado parlamentario”. Los documentos aparecieron en 2008.


    Bajo el título de Asalto a la República, el próximo jueves sale a la venta el primero de los tres volúmenes de las Memorias robadas del que fuera primer presidente de la Segunda República (11 de diciembre de 1931 - 7 de abril de 1936), Niceto Alcalá-Zamora y Torres. Publicadas por La Esfera de los Libros, las Memorias han sido editadas por Jorge Fernández-Coppel, y el primer volumen lleva un prólogo del historiador Juan Pablo Fusi y epílogo de José Alcalá-Zamora, nieto del ex Presidente.

    La principal aportación historiográfica de este primer volumen consiste en documentar los apaños con que el Frente Popular falsificó el resultado de las elecciones del 16 de febrero de 1936, consideradas como las últimas democráticas antes de las de 1977.

    Coruña y Cáceres

    Se suele dar por válido que el Frente Popular ganó las elecciones de 1936 por un margen del 1% que la ley electoral –que daba dos tercios de los diputados al partido mayoritario y un tercio al minoritario– convirtió en abultada victoria. El centrista Manuel Portela Valladares, al que Alcalá-Zamora había encargado el Gobierno dos meses antes, dimitió sin cumplir la obligación de terminar el cómputo de votos, y el ya proclamado vencedor Manuel Azaña, a partir de 22 de febrero, nombró 46 nuevos gobernadores provinciales (40 de ellos de su partido, Izquierda Republicana).

    Alcalá-Zamora constató en sus Memorias que estos gobernadores se encargaron de modificar el resultado electoral al menos en las provincias de La Coruña y Cáceres: “¿Cuántas actas falsificaron? Según la carta que a fines de 1936 tuvo la osadía de dirigirme Portela cuando creyó con error que yo podía favorecerle en una de sus volteretas políticas, sólo se cambiaron los resultados de dos provincias, La Coruña y Cáceres, que eligen 25 diputados. Lo de Cáceres no podía negármelo, ya que el 19 de febrero le pedía salir resucitado ilegalmente en el puesto de la minoría Giral, a quien se proclamaba el 20 el primero de la mayoría”.

    Memorias robadas

    El ex presidente republicano tuvo que reescribir el anterior texto de Memorias, ya que el original que escribió al suceder los hechos fue robado. Alcalá-Zamora, en efecto, había salido de España el 6 de julio de 1936, dejando sus Memorias en la caja fuerte del Crédit Lyonnais de Madrid, de donde fueron robadas el 13 de febrero de 1937, supuestamente por alguien del entorno del asesino de Paracuellos, Santiago Carrillo.

    Las memorias robadas comenzaron a publicarse en el diario valenciano La Hora a partir del 1 de julio de 1937, provocando las iras del entonces presidente Manuel Azaña, al que Alcalá-Zamora convertía en principal culpable, junto con Largo Caballero y Companys, de la Revolución de Asturias de 1934. Irritado, Azaña acudió a su superior en la Masonería, Diego Martínez-Barrio, para que le consiguiera un ejemplar auténtico de las Memorias de su predecesor en el cargo.
    Mientras tanto, Alcalá-Zamora recompuso sus Memorias en Pau (Francia) a partir del 8 de marzo de 1940. Estos recuerdos no se publicaron hasta 1977 y, al carecer de documentación, su fuerza era menor que la de los auténticos.

    ‘Operación León’

    Al final de la guerra, un agente franquista se hizo con los documentos y se los quedó. En 2008, alguien se los ofreció a César Vidal por 60.000 euros. Vidal llamó a Jorge Fernández-Coppel y pusieron sobre aviso a la policía, que detuvo al vendedor en la cafetería Rodrigo de Valencia. Zapatero, al ver que con ese testimonio se podía tambalear el tinglado de la Memoria Histórica, vetó hasta hoy su publicación.
    Además del pucherazo de las elecciones de 1936, las Memorias de Alcalá-Zamora presentan una explicación de la Revolución de Asturias, y también los argumentos según los cuales su destitución, gracias a la cual Azaña se convirtió en presidente, fue ilegal. Un plato difícil de tragar para quienes manipulan la historia.


    LA GACETA

            El blog de Esparza por Jose Javier Esparza

        20 Nov 2011
     

          El pucherazo electoral de la izquierda (en el 36)

            La publicación de los diarios de Alcalá Zamora, presidente de la II República entre 1931 y 1936, viene a confirmar lo que siempre se había sospechado: la victoria electoral del Frente Popular en las elecciones de febrero del 36 fue, simplemente, un pucherazo.

            ¿Por qué es tan importante esto? Porque buena parte del relato oficial sobre la II República se basa en que el golpe de julio de 1936 fue un acto de traición contra “el legítimo gobierno de la República”. Ahora bien, de los diarios de Niceto Alcalá Zamora se deduce con toda claridad que aquel Gobierno de legítimo no tenía nada. La Esfera de los Libros acaba de publicar ahora el primer tomo, Asalto a la República. Se anuncian otros dos más.

            La mecánica del “pucherazo” izquierdista fue tan burda que resulta casi inimaginable. En numerosísimos colegios electorales, los partidos y sindicatos del Frente Popular (PSOE, UGT, PCE, Izquierda Republicana, la CNT que apoyaba “desde fuera”) entraron a viva fuerza, se llevaron las urnas y contaron los votos a su manera. Después, ante la pasividad de un Gobierno dimisionario, y con la complicidad de otro Gobierno presidido por el propio Azaña antes de que se constituyeran Cortes, los mismos partidos y sindicatos del Frente Popular tradujeron esos votos en actas de diputado con total impunidad. El resultado fue unas cortes simplemente ficticias. Todo esto, hay que insistir, lo denuncia nada menos que el que era en esos momentos presidente de la II República, y lo escribe mucho antes de que hubiera nada parecido a un golpe militar.

            Pero no se detienen ahí las ilegalidades. A partir de ese momento, y siempre según denuncia del propio presidente Alcalá Zamora, el Gobierno del Frente Popular toleró deliberadamente todo género de violencias callejeras. Violencias que venían siempre promovidas expresamente por el PSOE, el PCE y la CNT, con la clara expectativa de forzar la revolución en la calle sin necesidad de sentarse en el consejo de ministros. Los diarios de don Niceto resultan en este punto desoladores: la pasividad de Azaña con la violencia política sólo puede considerarse complicidad. El penúltimo eslabón de esa gigantesca cadena fue la maniobra de Prieto y Azaña para apear de la presidencia al propio Alcalá Zamora. Tras lo cual, la II República se convirtió simplemente en una estructura política violada.

            Llevamos años oyendo la cantinela de que en 1936 una derecha fanática y antidemocrática se levantó a tiros contra el “pueblo”. La verdad es exactamente la contraria: desde las elecciones de febrero de 1936 (y sin contar el siniestro precedente de la revolución de 1934), una izquierda fanática y antidemocrática falseó unas elecciones, impuso a sus propios diputados contra la voluntad popular expresada en las urnas y después demolió a conciencia la propia legalidad republicana.

            Se entiende que el Gobierno Zapatero haya tratado por todos los medios de impedir la publicación de estos diarios: son la demostración más elocuente de la falsedad de la “ley de memoria histórica” y de la culpabilidad directa del PSOE en el desencadenamiento de la guerra civil. ¿Se seguirá enseñando ahora lo mismo a los jóvenes en el bachillerato?

    INTERECONOMÍA
     

            Paracuellos'36 por Santiago Mata

        18 Nov 2011


            Rubalcaba robó las Memorias de Alcalá-Zamora

            Para el editor Jorge Fernández-Coppel, fue el peor de los tres robos. Califica a Rogelio Blanco de "hombre sin ningún tipo de moral".

     

            Me propongo hoy comentar la presentación y el prólogo del primer volumen de Memorias de Niceto Alcalá-Zamora y Torres, titulado Asalto a la República (enero-abril de 1936).

            Como adelanté en el resumen sobre lo que de este libro se conocía antes de su publicación, lo más grave que revela -o más exactamente, que debería documentar- es el presunto pucherazo a cargo del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936.

            Y con ello va comentado el prólogo de Juan Pablo Fusi, que es demasiado largo, para contar cosas ya sabidas, y reafirmar lo político-correctamente supuesto, es decir, en concreto, no tocar para nada el tema de la posible ilegitimidad del gobierno operante entre febrero y julio (en este caso abril) de 1936. Con lo que viene a decir que estas Memorias no aportan nada. Y con la lógica consecuencia de que el enfrentamiento entre españoles fue debido a causas telúricas, o sea que la guerra civil fue más o menos un imponderable. Pienso que es lo que suele pasar cuando se mete a uno a estudiar la historia con mentalidad sociológica, por no decir socialista, y solo ve masas en movimiento, donde la responsabilidad personal, o incluso de ciertos grupos, se ve arrastrada como la marea arrastra una olita levantada por un viento fugaz.

            Obviamente, el prólogo quizá merece mayor estudio, pero aquí solo quiero resaltar lo más importante y es eso: cómo se aferran los académicos a la visión cuajada y admitida de los hechos.

            Tres robos

            Respecto a la introducción que hace Jorge Fernández-Coppel, ahí ya hay más chicha, por lo menos en relación a cómo la titula: El triple robo de las Memorias del Presidente de la República.

            Ya sabemos que las Memorias fueron robadas dos veces en la guerra, una por los republicanos al principio, y otra por los nacionales al final. Reaparecieron en 2008 cuando quienes las tenían se las ofrecieron a César Vidal y Fernández-Coppel a cambio de 60.000 euros. Ellos avisaron a la Guardia Civil, que detuvo a los dos traficantes.

            Pero aquí viene lo gordo, y dejo hablar a Fernández-Coppel (p. 45): "Quizás el más miserable e inesperado fue el que yo denomino tercer robo de las memorias. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: no podíamos esperar que un Gobierno moderno y democrático pudiera caer tan bajo; pero lo hizo."

            El cómo se lo explicó a Fernández-Coppel la Guardia Civil: "El asunto se nos ha ido de las manos y nos hemos visto obligados a entregar la documentación al Ministerio de Cultura por orden del Ministerio del Interior.

            El interlocutor del Gobierno era don Rogelio Blanco, director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, conocido de José Alcalá-Zamora. Poco podíamos imaginar en aquel momento que aquel hombre, sin ningún tipo de moral ante este asunto, se iba a convertir en directo heredero de los hombres que ordenaron el robo de las memorias en 1937."

            Estamos ya en la página 46 y en la 47 anota Fernández-Coppel que "Lo que no podían imaginar fue el movimiento inmoral que llevó a cabo el Ministerio de Cultura. Habían decidido pagar en dación por un importe de 80.000 euros al hombre que conservaba ilícitamente el legado de Alcalá-Zamora, y todo ello sin que el proceso judicial hubiera terminado". Dos años largos ha hecho el Gobierno lo que le ha dado la gana antes de permitir la publicación de las Memorias.

          ¿Saben quién era el ministro del Interior entre 2008 y 2010?: Alfredo Pérez Rubalcaba.

            Y quién fue ministro de Cultura hasta el 7 de abril de 2009? César Antonio Molina. Le sucedió Ángeles González-Sinde, hasta hoy
    .

    INTERECONOMÍA


    Vale. Bien. Me he comprado el famoso libro. Veamos cómo se anuncia:
    images.jpg


    Asalto a la República

    'Asalto a la República. Enero-abril 1936' es una obra fundamental, primer volumen de la trilogía que saca a la luz pública, por primera vez, los diarios robados de quien fuera el primer presidente de la Segunda República, Niceto Alcalá-Zamora (1877-1949). Un testimonio de incalculable valor que obligará a replantearse la lectura histórica que hasta la fecha se ha hecho de aquel turbulento periodo. Incluye cartas inéditas y documentos sobre ciertos episodios, como las actas de las elecciones de febrero de 1936, que demuestran cómo se tejió lo que el autor llama "golpe de Estado parlamentario".

    Enlace

    Bueno, pues he ojeado el libro y la verdad, no veo nada que me haga replantearme lo que ya sabía. Lo que hay son meras opiniones de Alcalá-Zamora sobre todo lo que ocurrió por entonces. Sí, habla de los desórdenes habidos tras la victoria del Frente Popular, de las irregularidades y coacciones que hubo en las elecciones, pero también del temor, incluso antes de los comicios, a una sublevación militar. No hay más que leer por ejemplo las entradas correspondientes a los días 2, 5 y 6 de enero. En la entrada del 8 de marzo habla de los resultados de las elecciones otorgando el mayor número de votos a las izquierdas. En definitiva, no hay nada nuevo con respecto a lo que ya se sabía (entre otros por el propio Alcalá-Zamora, que si bien perdió sus diarios también escribió sus memorias después). O por lo menos yo todavía no lo he visto. O se me escapa. Al final, en los anexos, hay una reproducción facsímil del "promedio de votos en las elecciones del 16 de febrero de 1936", y la mayoría es de la izquierda.

    Lo de la familia que mantuvo escondidos los documentos hasta que trató de sacarles algún dinero (y encima vendiéndoselos a César Vidal, que ya es delito), no tiene nombre. Pero vamos, que a esa gente le ha salido bien la jugada: el Gobierno les ha pagado 80.000 lerus nada menos, y en época de crisis.

    Lo de que Rubalcaba robó las Memorias de Alcalá-Zamora no lo comento, porque pa qué. Maldito Robalcaba  :chis:

    Pero si alguien más se lee el libro y ve la prueba novedosa y definitiva y absoluta del pucherazo en las elecciones de 1936 que me avise, porfis. Yo seguiré buscando.


    Saludos.
  • Algunas fotos de los protagonistas de esta truculenta historia:


    -César Vidal y Jorge Fernández-Coppel (este último en tamaño carné  :chis: ):

    cesar-vidal-condon.jpg jorge-fernandez-coppel-3352.jpg


    -José Alcalá-Zamora y Queipo de Llano, a quien podríamos llamar El nietisísimo, porque es nieto a la vez del presidente de la República y del famoso general doblemente sublevado (a favor y en contra de la República  :chis: ):

    Alcala%2BF.jpg


    -El prestigioso abogado (no hace falta decir su nombre  :chis: ):

    nart360.jpg


    -Los ladrones (no merecen que escriba sus sucios nombres  :chis: ):

    C_aza%C3%B1a.jpg

    LargoCaballeroPreso.jpg

    Zapatero1.jpg

    alfredo-perez-rubalcaba.jpg

    ministra-Cultura-Angeles-Gonzalez-Sinde.jpg


    -El autor:

    im157710niceto-alcala-zamora.jpg
  • Bueno, veo que os he dejado sin habla ante tanta información  :chis:


    Yo continúo buscando la novedad en el libro de Alcalá-Zamora. A ver si me entendéis, es un libro interesante, MUY interesante, pero que en mi humilde opinión no va a cambiar la Historia. Demuestra que el hombre estaba bastante estresado en esos meses, echando pestes tanto de la izquierda como de la derecha (como buen benzinero que era  :chis: ) y temiendo, muy acertadamente, la llegada de una guerra civil.

    Hablando de las elecciones, en la entrada del 24 de febrero dice:
    La visita del ex-ministro Manuel Becerra me proporciona datos tan curiosos como lamentables. Explica la depresión de Portela principalmente por el insomnio de cinco días seguidos. Refiriéndose a Gil Robles, y en contraste con su insensata campaña de violencia y provocaciones, describe el pánico bajo el cual se presentó en Gobernación en la madrugada del 16 al 17, pidiendo protección política y amparo personal. Conocedor Becerra como último ministro de Justicia y Trabajo de los datos que debían escrutarse, calculó en 50 por ciento menos las actas, cuya adjudicación se ha variado bajo la acción combinada del miedo y de la crisis.

    Vamos, que por lo menos la mitad de las actas se habían modificado por "el miedo y la crisis". Bien, esto no es un dato fidedigno, es sólo el resultado de un cálculo hecho a ojo, atribuyendo además al hecho unas causas bastante subjetivas.

    En la del 8 de marzo dice:
    De los datos más autorizados, los que han podido proporcionarme de la Junta Central del Censo y Congreso, parece que las izquierdas han tenido, según sus promedios de votación, 4.363.903; la derecha unida al centro en las más de las provincias, 4.155.153, y el centro solo, donde luchó como candidatura triangular, 556.008, habiéndose abstenido en toda España un tercio del censo. Otro tercio es por tanto, algo escaso, lo que ha obtenido el llamado Frente Popular, rebasado en más de 250.000 votos por los de las oposiciones; todo ello aun después de esos escamoteos del tan prolongado como escandaloso sobreparto electoral, sin el que en la composición de la Cámara no habría sido mayoría absoluta la actual, y en las cifras de votación su adverso desnivel se habría acercado más al millón de votos que a la mitad de tal cifra. Estos datos llevan a las siguientes reflexiones:

    1ª. Que si, según el prudente criterio de Martínez Barrio, una mayoría considerable pero no aplastante de votación debía gobernar con templanza, ésta debiera acentuarse al ser aquélla minoría inequívoca de votantes, y tercio no más de electores, aunque por desgracia no hay esperanza de que suceda así.
    2ª. Que con ley proporcional los resultados habrían dado una Cámara totalmente distinta y más todavía porque entonces habrían tenido ambiente candidaturas templadas, con fuerzas de atracción sobre votantes y abstenidos.
    3ª. Que por ello es enorme la responsabilidad de Gil Robles, quien frustró mi empeño de reforma electoral y la ecepcional convocatoria de las Cortes para ello en septiembre, todo ello aparte las insensateces y locuras demagógicas de su campaña.
    Y 4ª. Que repetidas hoy en condiciones de libertad (no de terror y coacción como sucederá en las municipales), sino bajo un Gobierno imparcial, las elecciones darían un resultado totalmente distinto.

    Bueno, lo último que he destacado en negrita no deja de ser su opinión. En todo caso, recoge una mayoría simple para las izquierdas, que habrían ganado las elecciones.

    Sigo sin ver la novedad. Que a Alcalá-Zamora no le gustó el resultado de esas elecciones y que pensaba que en otras condiciones el resultado habría sido otro ya era más que sabido.

    Ah, y cuando habla de "golpe de Estado parlamentario" se refiere a su destitución en abril.


    PD: Me hace gracia su lenguaje un tanto críptico, y no sé por qué me recuerda al de nuestro amigo Khayman. Igual porque los dos son andaluces  :P
  • Pues ya ves, ahora desde la derecha se le convierte en mártir, y eso que se llevaba fatal con Gil-Robles y los derechosos en general.

    Hace unos años Aznar elogiaba a Azaña. Ahora Azaña era un cabrón y se reivindica a Alcalá-Zamora. Cada vez falta menos para que los fachas vuelvan a reconocer en el Caudillo a la gran figura que hay rehabilitar y defender  :chis:
  • César Vidal, encantadísimo de conocerse (año 2009):

    http://www.youtube.com/watch?v=SvGp6qtWTAI#
  • "Hastatus&quot escribió :
    Periodistas defensores de las épocas mas rancias y oscuras, y personajes del PSOE, intentando manipular, transgiversar y aprovecharse de la historia de nuestro país para sus intereses, sin importarles un pimiento la verdad. Vergüenza me dan estos casos.

    Y lo que te queda por ver, jovenzuelo.

    Ahi va una frase a ver si adivinas quien la dijo: "Estoy hasta los cojones de todos nosotros".:)
  • "Hastatus&quot escribió :
    El concurso de historia es en el otro hilo  :P

    .. y no tengo ni idea. Pero seguro que google lo sabe  :risa:

    Menudo republicano de pega estas hecho, lo dijo Estanislao Figueras. :risa:

    Mira:  Presidiendo un Consejo de Ministros, harto de debates estériles, llegó Estanislao Figueras a gritar en catalán: «Señores, ya no aguanto más. Voy a serles franco: ¡estoy hasta los cojones de todos nosotros!» Tan harto que el 10 de junio dejó disimuladamente su dimisión en su despacho en la Presidencia se fue a dar un paseo por el parque del Retiro y, sin decir una palabra a nadie, tomó el primer tren que salió de la estación de Atocha. No se bajó hasta llegar a París.

    :plas: :risa: :risa:

    Eh, Afri, perdon por el Offtopic, pero la ocasion lo merecia.

    S2s.
  • http://www.youtube.com/watch?v=Fg96gKr-bpQ#
    -Los ciudadanos aclaman la proclamación de la República.
    -El Presidente del Gobierno provisional de la República, D. Niceto Alcalá-Zamora, se dirige al pueblo.
    -El aviador Ramón Franco, es aclamado por sus colegas a la vuelta de su destierro.
    -Socialistas y republicanos en Madrid, aclaman a sus líderes.
    -Fiesta del 1º de Mayo en la Villa de Madrid

    Alcalá-Zamora a partir del minuto 1:28.

    Y luego viene Ramón, hermano de Franco y por entonces un héroe de la izquierda, chapurreando en gabacho  :risa:
    "Lev Termen&quot escribió :
    Un gran Republicano Alcalá-Zamora. Ideaba una república burguesa e intelectual.

    Un gran republicano hasta que lo destituyeron el 7 de abril de 1936.

    En su diario cuenta que al día siguiente fue a verlo un coronel de Estado Mayor para pedirle que apoyase un golpe contra el Gobierno. No lo hizo, y supongo que estaba cabreado con todo el mundo y que todo le daba ya igual, pero debería haberlo denunciado.
  • Coincido con Afri en que con estos diarios no se sabe nada que no se supiera ya.

    En este caso, que el Frente Popular ganó las elecciones y que aprovechó el precipitado traspaso de poderes para hacer algunos amaños y ampliar su mayoría parlamentaria (ampliarla, que no obtenerla).
  • Todo el pifostio que se está montando ahora desde medios derechistas con lo de los papeles de Alcalá-Zamora sólo es debido a una razón. A esta gente le importan un comino la Historia y Alcalá-Zamora, de lo que se trata es de criminalizar al PSOE y responsabilizarle de todos los males que ha sufrido España en el último siglo. Los sociatas de ahora son como los de antes. Lo llevan en los genes.
    El 11-M de 1936

        12 NOV 2011 | Alfonso Basallo

        Pelea por lo que quieres: lo han demostrado reteniendo los papeles de Alcalá-Zamora.


    Por ironías de la vida, la Memoria Histórica ha resultado ser la puntilla del agónico zapaterismo. Primero fueron los casos de Blanco y Curbelo, luego la EPA de los cinco millones, después el papelón de Rubalcaba en el debate y ahora los papeles de Alcalá-Zamora, que salen en un libro revelador. De tanto revolver las tumbas, al jovencito Zapatestein y a su fámulo Igor Rubalcaba se les ha aparecido un espectro que destapa el DNI histórico del PSOE. El mismo partido que coqueteó con el bolchevismo, alentó el crimen de Estado y la corrupción, se lucró con dinero del Banco de España y fue correa de transmisión de Stalin. Algo de esto revela Alcalá-Zamora, el hombre que sabía demasiado. La prueba es que el Gobierno ha retenido durante dos años las Memorias, con la excusa de digitalizarlas. ¿Digitalizarlas? Ya.

    El asunto es jugoso por dos razones. Primera, Alcalá-Zamora, liberal y centrista, presidente de la II República, fue apeado de la primera magistratura por las Cortes, después de la victoria del Frente Popular en febrero de 1936, en una maniobra muy discutible, de la que se benefició Azaña. Segunda, en las Memorias no sale bien parado el PSOE, que trató de hacer un remake de la Revolución Bolchevique en Asturias; y que tuvo que ver con el pucherazo en las elecciones del 36 para que ganara la izquierda.

    ¿Se imaginan ustedes la que se hubiera organizado hoy en día si a un ex presidente le roban las Memorias (además de joyas), supuestamente a instancias del Gobierno? Porque eso fue lo que ocurrió en 1937 cuando fueron saqueados los depósitos del Crédit Lyonais, donde Alcalá-Zamora las tenía guardadas.

    ¿Y la que se hubiera montado, si otro Gobierno obstruyera a la Justicia, reteniendo esas Memorias? En eso no han cambiado: “Pelea por lo que quieres”. 

    LA GACETA
    El PSOE, en la encrucijada

        23 NOV 2011 | Sala Vip

        Santiago Mora Velarde. Emplazamos a toda la clase política a estar a la altura del desafío que afronta España.


    El desafío histórico que afronta España después de las trascendentales elecciones del 20-N va a exigir a los españoles un extraordinario esfuerzo colectivo para superar la situación de deterioro económico, social, de valores morales y democráticos y de organización y funcionamiento del Estado, en que el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero ha dejado sumida a España a causa de su incompetencia y sectarismo.

    La encrucijada a la que se enfrenta el PSOE, derrotado clamorosamente en las urnas, consiste en no caer nuevamente en la tentación de agitar la calle antidemocráticamente, para evitar que el nuevo Gobierno elegido por mayoría absoluta en unas elecciones, esta vez sí, plena e impecablemente democráticas, pueda adoptar las imprescindibles medidas de ajuste económico y las reformas estructurales esenciales que permitan a España salir de la crisis, recuperar su prosperidad y estructurar adecuadamente la desajustada y crispada organización territorial y competencial del Estado.

    Nuestro futuro nos lo jugamos en Europa y debemos ser plenamente conscientes de que no hay ninguna alternativa para España fuera de la Unión Europea. Las instituciones europeas y los mercados internacionales que nos financian no van a permitir, sin graves sanciones, que disidencias internas impidan que España realice el saneamiento de nuestros desajustes económicos y estructurales. Debemos dejar de ser un problema para el euro y volver a ser un socio leal y un colaborador fiable para el futuro de Europa.

    En este escenario, los antecedentes históricos del PSOE no invitan a la tranquilidad sino, todo lo contrario, a la desconfianza. La reciente publicación de las Memorias del presidente de la II República, Niceto Alcalá-Zamora, suponen un aldabonazo histórico para el Frente Popular, al acreditar que ya en enero de 1936 predijo que “lo que la izquierda desea y cree oportuno es la guerra civil”. En ello coincidía plenamente con las manifestaciones del socialista Largo Caballero. En dichas Memorias, el presidente de la República refleja que las elecciones de febrero de 1936, en las que el Frente Popular se hizo con el poder, estuvieron dominadas por la ausencia de libertad, las amenazas, la violencia y el fraude electoral. Estima que pudieron manipularse hasta el 50% de las actas que dieron el triunfo al Frente Popular. Todo ello hizo harto discutible la legalidad del Gobierno provisional del Frente Popular, que se formó a los dos días de las elecciones, tras la desbandada del Gobierno saliente de Portela Valladares, sin ni siquiera esperar al recuento definitivo de los votos. Adicionalmente a lo recogido en las Memorias, fue suprimida la segunda vuelta electoral en las circunscripciones en que no se había obtenido mayoría absoluta y como estrambote final, los resultados electorales nunca fueron publicados. La primavera negra de 1936 fue el triste colofón de un proceso revolucionario, en el que el Gobierno del Frente Popular hizo una total dejación de su autoridad y de la exigencia de cumplimiento de la Ley, para llegar finalmente a donde había predicho el presidente de la República.

    El PSOE nunca se ha avergonzado, ni arrepentido, de este comportamiento gravemente antidemocrático y mucho menos de su antecedente, la Revolución de Asturias de 1934, en la que tuvo un papel primordial a través de Prieto y Largo Caballero. Un auténtico golpe de Estado contra la República, que demuestra el relativismo y laxitud del PSOE en el respeto del Estado de derecho.

    Durante el actual periodo de democracia, dicho relativismo, que en algunos casos ha traspasado los límites del Código Penal, tiene varios ejemplos claramente antidemocráticos: 1) Los crímenes de Estado de los GAL y la corrupción en los Gobiernos de Felipe González, 2) La manipulación de los atentados del 11-M para ganar las elecciones de 2004, incluida la violación de la normativa electoral de la jornada de reflexión, sacando a la calle a sus militantes para que acosaran ilegalmente las sedes del Partido Popular, 3) La negociación secreta con ETA, que ha incluido la presión ilegítima del Gobierno de Rodríguez Zapatero sobre el Tribunal Constitucional para conseguir la legalización de Bildu, en contra de la Sentencia del Tribunal Supremo o 4) la violencia ejercida en la calle, con utilización abusiva del poder sindical, contra el Gobierno de Aznar, en casos como el Prestige o la guerra de Irak, en contraste con la nula reacción en la calle a la guerra de Afganistán.

    Los españoles del siglo XXI tenemos derecho a exigir del Partido Socialista un verdadero comportamiento democrático, muy distinto del adoptado en muchos momentos de su historia. Debe terminar la división y el enfrentamiento entre españoles, el odio y el rencor históricos hacia quienes ganaron una guerra que ellos provocaron con su actitud revolucionaria, violentando gravemente la legalidad. Pero ya han pasado años suficientes para una auténtica reconciliación. Basta ya de insultos ideológicos y ataques propios de periodos pre-democráticos. La Transición fue por el buen camino y consiguió que la sociedad española fuera superando la herencia de la guerra, pero el último Gobierno socialista ha vuelto a desenterrar el rencor y la división.

    En definitiva, es necesaria una refundación de la izquierda democrática, que acepte abandonar la presión de la calle como forma de actuación política para dominar la sociedad, enfrentándola a su conveniencia al Parlamento democrático cuando no lo controla.

    Los ciudadanos emplazamos a toda nuestra clase política a estar a la altura del desafío que afronta España y a ser capaces de dirigirnos hacia un futuro de prosperidad y sana convivencia democrática, sin volver a incurrir en los graves errores cometidos en nuestra historia.

    *Santiago Mora Velarde es notario. 

    LA GACETA
  • Yo me esperaba lo que hay, siempre me pareció un camelo esa bandera de los fachas. Además, en realidad no la necesitan porque aunque no puedan alegar la ilegalidad de las elecciones siempre les queda Asturias o los tiros en la barriga. En fin, de ellos es la insensatez y que se la follen como gusten.

    Niceto me parece un personaje interesante. Coincido en muchas cosas, en otras difiero pero me queda claro que estaba por encima de la media de sus contemporáneos en cuanto a visión de estado se refiere.

    Y sí, se me parece mucho escribiendo. Frases largas, muchas comas, ser críptico y tal son cosas comunes en quien es mejor orador que escritor. En realidad no valemos para la narrativa, ideas no faltarían pero necesitaríamos un ejército de correctores de estilo detrás.  :rubor:
  • Ah, en el homenaje a Ramón Franco sucedió una cosa para la posteridad.

    Ignacio Ezpeleta, cantaor flamenco gaditano, es autor de no pocas frases para enmarcar. Igual no son exactas porque voy de memoria pero no cambiará ná.


    - Despues de comer daba una cabezadita en un banco de una plaza cercana, un día se manifestaron los currelas reclamando ocho horas laborales y lo detuvieron antes de que se despertase del todo. El comisario le preguntó luego "¿Vd. también ocho horas don Ignacio?" a lo que este respondió airado "Un respeto señor comisario. Yo ni dos minutos"

    - Esta la llevaba Guidá en la firma y la contaba el sin par Chano Lobato. Lorca le preguntó en que trabajaba y el respondió muy digno: "¿Yo? Yo soy de Cádiz".

    - Y aquí, en el acto en honor al aviador y con todas las autoridades presentes no se les ocurre otra que darle la palabra: "Lo de Ramón tiene mucho mérito pero nada comparado con lo de mi compare, que llevó mil quinientas gallinas de Cádiz a San Fernando y no perdió ninguna"  :trollface:
  • Cuéntase que Franco, muy anciano, estaba el hombre en El Pardo y un amigo que le visita le lleva una tortuga de regalo. Y Franco le dice. "Gracias, pero una tortuga no, que luego se te mueren y te llevas un disgusto".

    ¿Y?  :huh:
  • Pues aprovechando que también pasa por Simancas, tu comentario y que siempre tienes muchos contactos  :chis: , a ver si sabes algo sobre esto:
    "El Valle de los Caídos solo podrá tener un significado democrático sin el cuerpo de Franco"

        Unanimidad total en el informe excepto en el párrafo referente a Franco
        Se propone un conjunto memorial que integre el Valle de los Caídos

    Enlace

    ¿Se va a cambiar el Valle de los Caídos o no se va a cambiar?

    ¿Eh?
  • +1 a eso. Yo creo que entre tanto debate son galgos o son podencos, se hunde sobre los restos de Franco. Será un momento final de Poltergeist muy bonito.
  • Seria un enorme error histórico español. El Valle de los Caídos debe ser conservado como recuerdo, memorial y museo de la Guerra Civil y también del franquismo. No como homenaje, sino como recuerdo. Necesitaría reformarse en parte, pero el Valle de los Caídos debe ser conservado.

    Y yo aún diría más. Tratar de cambiar su significado sería una tarea inútil. El Valle de los Caídos no puede tener otro significado que el que tuvo cuando se construyó. Pretender cambiar eso sería como pretender cambiar la Historia, y eso no es posible.
  • "PENDARAN&quot escribió :
    Coincido con Afri en que con estos diarios no se sabe nada que no se supiera ya.

    En este caso, que el Frente Popular ganó las elecciones y que aprovechó el precipitado traspaso de poderes para hacer algunos amaños y ampliar su mayoría parlamentaria (ampliarla, que no obtenerla).

    Hombre, no creo que fuese muy conocido que el Frente Popular amaño parte de los resultados electorales, aunque solo hubiese sido 1 diputado, seria, si lo hizo, una mancha historica antidemocratica contra la legitimidad republicana y democratica del gobierno que salio del 36, y por extension contra el estado que lo permitio, o no lo pudo evitar.

    Una cosa es criticar al FP por radical y otra por tramposo.

    Un saludo
  • No hay nada nuevo, Fodel.

    Las irregularidades que hubo en torno a las elecciones y las opiniones de Alcalá-Zamora al respecto (porque eran eso, opiniones) ya se sabían, entre otras cosas porque ya las contó en las Memorias que escribió en el exilio. E incluso en los Diarios que se han publicado ahora, el propio Alcalá-Zamora admite que el Frente Popular fue la formación más votada, aunque obtuviera una mayoría simple.

    Sin quererle quitar interés al libro, todo eso ya se sabía, y ningún historiador serio duda de que fue el Frente Popular quien ganó aquellas elecciones.
    Escaños definitivos

    La segunda vuelta electoral se efectuó en aquellos sitios donde la lista electoral más votada había recibido menos del 40% de los votos: Álava, Guipúzcoa, Vizcaya, Castellón y Soria. Las coacciones provocaron la retirada de los candidatos derechistas o su derrota incluso en aquellos lugares en que se había obtenido la victoria parcial en la primera vuelta. Así, en las provincias vascongadas el doctor Berástegui, vicario general del obispado de Vitoria, declaró que los reaccionarios eran tan católicos como las llamadas derechas y que lícitamente se les podía votar. Ante esta declaración el Frente Nacional Contrarrevolucionario retira sus candidaturas recomendando que votaran la candidatura nacionalista.

    Por fraudes atribuidos a las derechas durante la emisión de los votos, se declararon nulas las elecciones de Cuenca y Granada. El 3 de abril quedaba constituidan las Cortes Españolas con 21 puestos vacantes. A comienzos de mayo se repitieron las elecciones en Cuenca y Granada. En Granada las derechas se retiraron y, en Cuenca se registró un triunfo del Frente Popular.

    (...)

    Anulaciones

    La tarde del 15 de marzo de 1936 las Cortes celebran sesión preparatoria, acordando su constitución interina para el día siguiente. Los diputados del Frente Popular incorporados, prorrumpen en vítores a la República y en insultos al presidente, el diputado de mayor edad Ramón de Carranza:

    «...Por primera vez en la historia del parlamentarismo español ha retumbado con ecos de gloriosas llamadas a la lucha el himno revolucionario del proletariado universal. El himno oficial del pais libre y feliz del socialismo la marcha que orla la victoria de la inmensa Unión Soviética. El canto de guerra antifascista, el que cantaban los mineros asturianos cuando, fusil al hombro, se dirigían a conquistar Oviedo: La Internacional. Himno de guerra, afirmación de la fe revolucionaria. Éste es el himno que ayer, en la primera sesión de las Cortes, cantaron, fundidos los sentimientos acordes en el entusiasmo, los diputados comunistas y la mayoría de los diputados socialistas...»

    Mundo Obrero, 17 de marzo de 1936.


    Cuando los teóricos vencedores ponen el grito en el cielo y presentan una serie de recursos, los distintos grupos parlamentarios crean una Comisión de Validez de las Actas Parlamentarias presidida por Indalecio Prieto. A partir de este momento comienza el examen de actas protestadas, cuyo número supera las doscientas, la mayoría de las cuales correspondían a diputados de derechas adelante, lo que supuso la anulación de escaños a la derecha.

    De las 456 actas presentadas, únicamente 187 son sin protesta. Así en el primer recuento la CEDA obtuvo 101 diputados; al final obtuvo 88. La Comisión retira la condición de diputado a 12 electos (once de ellos de la oposición parlamentaria y uno del PSOE), proclamando al siguiente más votado en su lugar (siete de ellos del Frente Popular, 2 de derechas y 3 de centro). También anula el resultado en algunas mesas de la provincia de Cuenca y ordena repetir en la provincia de Granada.

    Granada

    El 31 de marzo la Comisión propone la anulación de las elecciones en Granada. El ex ministro cedista Manuel Giménez Fernández denuncia que merced a fraudulentas sustituciones, una mayoría de seis mil votos a favor de los candidatos derechistas se había convertido en una derrota por mil votos.
    Resultado: Queda acordada la anulación de toda la votación en la provincia de Granada, donde la coalición de Derecha y Centro habían logrado diez escaños y el Frente Popular, tres.

    Anulada la votación en la provincia de Granada, se celebra nuevamente en el mes de mayo. En señal de protesta, la CEDA decide no repetir la coalición de la primera vuelta, sino que forma una lista con 5 de la CEDA, 4 de Falange Española y 1 independiente. Al hacerlo público, se produjeron protestas populares, que impidieron llevar a cabo la campaña electoral, por lo que la lista de CEDA-Falange se retiró. Ante este hecho, el Frente Popular obtiene de este modo los 13 escaños. El Catedrático de Universidad y candidato Izquierda Republicana José Polanco Romero obtiene en la elección parcial de 3 de mayo de 1936 206 646 votos de un total de 260 448.

    Valoraciones

    Historiadores de toda sensibilidad política como Hugh Thomas, Broué y Témine, Bolloten, Catell, Malefakis, Abella, Aróstegui, Tussell, Payne, Carr, Fusi, Juliá, Tuñón de Lara, Viñas y otros, admiten la victoria republicana de la izquierda. Incluso Seco Serrano, en su historia publicada en Barcelona en 1962, admite el hecho de la victoria de la izquierda.

    Algunas teorías dan una ventaja de 150.000 votos a la izquierda sobre la derecha (la derecha sumada al centro gana en sufragios según ésta versión).

    Dictamen franquista

    La dictadura franquista trató de justificar retrospectivamente el golpe de Estado que acabó con la República. Uno de los elementos del “Dictamen de la Comisión sobre ilegitimidad de poderes actuantes el 18 de julio de 1936 ”, que se hizo público a principios de abril de 1939, es que había habido fraude en estas elecciones, ya que los resultados habrían falseados para favorecer al Frente Popular: falsificaciones de votos, violencias, nuevo gobierno formado antes de la segunda vuelta electoral y a la arbitraria revisión posterior de actas en perjuicio de las derechas.

    Alcalá Zamora

    Para el entonces presidente de la república, Niceto Alcalá Zamora, los resultados sufrieron alteraciones fundamentales en el transcurso de las horas, y en los días siguientes a la elección por la huida de los gobernadores, intromisión de los Comités del Frente Popular en la falsificación de actas, por amaños en las votaciones y por otros fraudes.

    "... A pesar de los refuerzos sindicalistas, el Frente Popular obtenía solamente un poco más, muy poco, de 200 actas, en un Parlamento de 473 diputados. Resultó la minoría más importante; pero la mayoría absoluta se le escapaba. Sin embargo, logró conquistarla, consumiendo dos etapas a toda velocidad, violando todos los escrúpulos de legalidad y de conciencia..."

    "... Primera etapa: Desde el 17 de febrero, incluso desde la noche del 16, el Frente Popular, sin esperar al fin del recuento del escrutinio y la proclamación de los resultados, la que tdebería haber tenido lugar ante las Juntas Provinciales del Censo el jueves 20, desencadenó en la calle la ofensiva del desorden..."

    "... Segunda etapa: Conquistada la mayoría de este modo, le fue fácil hacerla aplastante. Reforzada con una extraña alianza con los reaccionarios vascos, el Frente Popular eligió la Comisión de validez de las actas parlamentarias..."


    http://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_generales_de_Espa%C3%B1a_de_1936#Esca.C3.B1os_definitivos

    Y el artículo de la Wiki tampoco es nuevo.
  • Lamento decirte que no todo el mundo lee tanto sobre Historia como tu, y que la mayoria nos metemos en internet por el porno gratis.  :chis:

    Coñas aparte, creo, al menos yo, que casi todos pensabamos que las elecciones fueron complicadas, con amenazas, irregularidades, pequeños fraudes, pero en absoluto que el FP de forma consciente y organizada preparo un pucherazo, SI lo que dice Alcala Zamora
    ... A pesar de los refuerzos sindicalistas, el Frente Popular obtenía solamente un poco más, muy poco, de 200 actas, en un Parlamento de 473 diputados.

    es verdad, el gobierno DE MAYORIA ABSOLUTA del FP, que pudo iniciar medidas muy radicales precisamente por su mayoria, habria sido ilegitimo, y la legalidad republicana habria sido rota, la historia habria sido muy diferente si el gobierno que hubiese salido de esas elecciones no hubiese tenido mayoria y hubiese tenido que buscar acuerdos y pactos con sus adversarios.

    Desde la ignorancia creo que estos diarios si abren paso a mas investigacion sobre el comportamiento del FP y sobre las elecciones del 36.

    Un saludo
  • Pero Fodel, que esa cita que has cogido de Alcalá-Zamora es de un artículo que publicó en 1937. Vamos, que es más vieja que la tos.
  • ¿Y?, ¿crees que la mayoria de españoles saben HOY que el FP, segun este señor, no obtuvo mayoria en el parlamento del 36 y que recurrrio a un pucherazo?.  :ilu:

    Yo al menos ni puta idea del tema.

    Un saludo
  • No hay ninguna legitimidad en el golpe de estado, pero aun suponiendo que el 19 de julio algun retard se hubiese creido que era para reinstaurar la legalidad republicana, presuntamente violada por el Frente Popular, tuvo 40 años para darse cuenta que no, que el golpe no estaba inspirado por la democracia.  :ilu:

    Un saludo
  • "Fodel&quot escribió :
    ¿Y?, ¿crees que la mayoria de españoles saben HOY que el FP, segun este señor, no obtuvo mayoria en el parlamento del 36 y que recurrrio a un pucherazo?.  :ilu:

    Yo al menos ni puta idea del tema.

    Un saludo

    Me parece que la mayoría de los españoles te mirarían como a un bicho raro si les preguntaras por el Frente Popular. Es más, estoy seguro de que un número considerable de españoles tampoco tendría hoy muy claro quién fue Franco. No te subestimes, tú sabes mucho más sobre la Guerra Civil que la mayoría de los españoles  ;)

    Pero vamos, Fodel, que yo te hablo de los historiadores, los que investigan la historia, los que hacen la historiografía de la Guerra Civil. Para ésos te puedo asegurar que el contenido del libro que se ha publicado ahora de Alcalá-Zamora no ha sido ninguna sorpresa. Sus diarios son interesantes porque permiten leer lo que escribió un importante personaje de la República en tiempo real, pero lo que puso sobre las elecciones de 1936 no es ninguna novedad porque lo repitió en sus escritos desde el exilio, que sí se conocían.
    "Fodel&quot escribió :
    No hay ninguna legitimidad en el golpe de estado, pero aun suponiendo que el 19 de julio algun retard se hubiese creido que era para reinstaurar la legalidad republicana, presuntamente violada por el Frente Popular, tuvo 40 años para darse cuenta que no, que el golpe no estaba inspirado por la democracia.  :ilu:

    Un saludo

    Los que apoyaron la sublevación de 1936 lo hicieron por Dios y por España.
Accede o Regístrate para comentar.